El alza de la renta en Miami obliga al cierre de otra cervecería en Wynwood

·2  min de lectura
Julia Andreasen/Julia Rose Photo/Handout

Ni siquiera las grandes empresas cerveceras son inmunes al aumento de los alquileres en Miami.

Dogfish Head Miami, la sucursal local de la cervecería con sede en Delaware y propiedad de Boston Beer Company, cerrará su local de Wynwood después de que su alquiler se disparara, según dijo un portavoz de la empresa al Miami Herald. El último día de la cervecería será el 5 de noviembre.

“Como nuestro contrato de arrendamiento de 10 años está llegando a su fin, junto con los aumentos significativos de los alquileres en todo Miami, hemos tomado la difícil decisión de cerrar nuestra cervecería Dogfish Head Miami el 5 de noviembre”, escribió un portavoz de la compañía al Miami Herald.

La Boston Beer Company, matriz de su cerveza insignia Samuel Adams, abrió la cervecería como Concrete Beach en 2014. Trataba de capitalizar la tendencia de la cerveza artesanal que se arraigó en Wynwood, sede de la primera cervecería independiente de Miami, Wynwood Brewing, y del bar de cerveza artesanal favorito, Boxelder.

Pero con el paso de los años, a medida que Wynwood aumentaba su popularidad, muchos negocios locales fueron desplazados por el aumento de los alquileres y sustituidos por franquicias nacionales. Wynwood Brewing se vendió a una empresa más grande y Boxelder cerró al aumentar los alquileres. La popular Wood Tavern, una de las primeras atracciones de Wynwood, también cerró.

J. Wakefield Brewing sigue siendo la única cervecería artesanal independiente de Wynwood.

Dogfish Head escribió abiertamente sobre el aumento de los alquileres en su publicación en las redes sociales, anunciando primero la noticia.

“Sabemos que es difícil de leer, es difícil para nosotros escribirlo”, escribió la empresa.

Esto indica hasta qué punto ha cambiado Wynwood, un antiguo almacén y enclave de artistas donde floreció la moda de la cerveza artesanal en Miami.

La empresa East End Capital Partners, con sede en Nueva York, que ha financiado y desarrollado muchas propiedades en el sur de la Florida, es la propietaria del terreno en el que se asienta la cervecería. El lugar ha sido vendido cuatro veces desde 2003, incluso como parte de un acuerdo de $23.5 millones en 2014. East End trasladó la parcela en 2017 a una filial.

El cambio de marca de Concrete Beach como Dogfish Head fue el último esfuerzo de Boston Beer para beneficiarse del auge de la cerveza artesanal en Miami. Intentó retener a su personal local, incluido su cervecero en jefe. Adaptó las cervezas al estilo de Dogfish, fundada por Sam Calagione, que ganó un premio de la James Beard Foundation por fusionar sabores culinarios en sus “ales descentradas”.

Pero Boston Beer enfrentó aquí una dura competencia, incluso de otra gran cervecera, Heineken, que respalda a Cervecería La Tropical, una marca cubana desde antes de Castro que la empresa compró y ha convertido en otro destino competidor con un sabor más local.