‘Alguien no salió vivo de esa casa’: En el hogar de mujer desaparecida hallan un ‘escenario espantoso’

·3  min de lectura
Policía del Condado Broward

Los detectives que investigan la desaparición de una mujer del Condado Broward, y que sospechan que el esposo presuntamente la asesinó, anunciaron que encontraron una gran cantidad de evidencia en la casa de la pareja que “esboza un escenario espantoso”. El cuerpo de la víctima sigue desaparecido.

El sargento de la Policía del Condado Broward, Kevin Forsberg, dijo en una conferencia de prensa este martes que están buscando los restos de Irene Lanning Xeniti, de 53 años, en Pompano Beach, en el sur de la Florida, para entregarlos a los familiares de la mujer.

Las autoridades sospechan que Ian Lanning, de 54 años, esposo de la víctima, presuntamente asesinó a la mujer y el domingo fue detenido y acusado de un cargo de asesinato en primer grado.

“Puedo decirles que había una gran cantidad de evidencia en esa casa y esboza un escenario espantoso”, dijo Forsberg, sin revelar detalles por respeto a los familiares de la víctima.

El sargento Bryan Tutler, a su vez, resaltó que “hay una gran cantidad de evidencia que indica que alguien no salió vivo de esa casa. Todavía estamos buscando muchas respuestas”.

Ambos sargentes solicitaron ayuda del público para encontrar el cuerpo de Irene Lanning Xeniti que creen pudo haber sido arrojado al agua en alguno de los canales del sur de la Florida.

“El punto focal inicial es la parte norte de los canales intracosteros del Condado Broward, muy cerca de la frontera con Palm Beach, pero ha pasado mucho tiempo, por eso estamos ampliando el alcance de los lugares a inspeccionar”, precisó Tutler.

Una alerta de persona desaparecida se emitió el pasado 30 de mayo por Irene Lanning Xeniti, luego de que su hija la reportara como desaparecida. Antes de que se emitiera la alerta, los detectives fueron a la casa de la mujer ubicada en 32 N.E. 23rd Avenue en Pompano Beach, donde vivía con el sospechoso.

La investigación preliminar reveló que los detectives se pusieron en contacto con Lanning, quien afirmó que la víctima se había ido de la casa el 14 de mayo luego de una disputa verbal.

Luego, el sospechoso informó a los investigadores que la víctima no había regresado a la residencia desde entonces y que no se había puesto en contacto con él.

La policía detalló que a través de métodos de investigación, los detectives pudieron determinar que el teléfono de la víctima estaba cerca de la residencia de la pareja aproximadamente a la 1 a.m. del 21 de mayo.

También obtuvieron información que indicaba que la pareja había estado viajando en la misma área el 20 de mayo.

Las autoridades ejecutaron una orden de allanamiento en la residencia de la pareja el 8 de junio y para el vehículo de Lanning.

Forsberg dijo que detectaron inconsistencias en la versión del esposo. “Inicialmente dijo que la última vez que la vio fue el 14 de mayo. A través de la investigación de nosotros rastreando sus movimientos hasta el 21, pudimos determinar que eso era inexacto”.

Los detectives dijeron que la mujer fue vista con vida por última vez el 21 de mayo y sospechan que su esposo supuestamente la mató cuando ella regresó a casa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.