"Qué alegría verlos", decía Marciano en reciente concierto en México

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 8 (EL UNIVERSAL).- En abril pasado, feliz y con su bajo colgado del hombro, Marciano Cantero fue concreto a quienes lo veían en el Auditorio Nacional, lanzando una frase que al día siguiente sería titular de varias notas informativas: "¡Qué alegría verlos!".

Habían pasado dos años desde que la banda argentina Enanitos Verdes no se paraba arriba de un escenario gracias a la pandemia por el Covid-19, así que su líder festejaba porque además, con sus compañeros, celebraba 40 años de vida musical.

Cinco meses después de esa noche, Marciano murió a los 62 años de edad, tras habérsele operado de emergencia y extirpado un riñón y parte del bazo.

Enanitos Verdes formó parte, a mediados de los 80, de algo que la mercadotecnia bautizó como Rock en tu Idioma, concepto que englobó a solistas y grupos procedentes de diversos países de la región y que buscaban la internacionalización de ellos.

"La muralla verde" era una infaltable en las fiestas preparatorianas de la época, lo mismo que "Te vi en un tren" y "Guitarras blancas".

"Mucha gente pensaba que sería algo efímero, pero aquí seguimos", dijo en 2015 a EL UNIVERSAL.

Cuando vivió en México

"Enanitos son más que un par de canciones, entiendo que muchas personas nos recuerden por ellas, pero hemos estado activos tratando de proponer musicalmente", recalcó quien fuera seguidor futbolero del Atlético Argentino.

México le cayó tan bien que, a inicios del siglo y por más de diez años, se aventuró a vivir en Hermosillo, Sonora. Ahí, dice, tenía contacto con el desierto, algo que por alguna razón, le fascinaba.

"La humedad como que no me va y es el tipo de problemas que allá no me da", indicó en alguna ocasión.

Regreso a Argentina

Regresó a su natal Mendoza luego de que por Facebook se contactó con Viviana, la mujer que en 1986 le había inspirado la canción "Tus viejas cartas", una historia de amor de juventud.

Y entonces, tras tres décadas de no tener contacto alguno entre ambos, cada quien realizando su propia vida, decidieron darse una oportunidad. Y se casaron.

"Pensaba: esto me está pasando a mí y pasó", contó feliz en una entrevista con CHV Noticias.

Lamentan su muerte

Tras conocerse su muerte, usuarios de redes han lamentado su muerte, diciendo que con ella también se van recuerdos de su infancia y adolescencia.

"Que el cielo te reciba en grande, como la extraordinaria persona y artista que fuiste", escribió Aleks Syntek.

"El cielo se llenará de música y rock al ritmo de las guitarras blancas", apuntó por su parte el grupo Los Estrambóticos.

Apenas el miércoles, al saberse el estado de salud de Marciano, Los Amantes de Lola subieron un mensaje mandando fuerza a su amigo.