Índice mundial de precios de los alimentos cae por quinto mes en agosto

·2  min de lectura

PARÍS, 2 sep (Reuters) - El índice mundial de precios de la agencia de las Naciones Unidas para la alimentación cayó por quinto mes consecutivo en agosto, alejándose de los máximos históricos alcanzados previamente en el año, ya que la reanudación de las exportaciones de grano desde los puertos ucranianos contribuyó a mejorar las perspectivas de oferta.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) dijo el viernes que su índice de precios https://www.fao.org/worldfoodsituation/foodpricesindex/en/, que sigue los productos alimentarios más comercializados a nivel mundial, tuvo un promedio de 138,0 puntos el mes pasado, frente a los 140,7 revisados de julio. La cifra de julio se situó anteriormente en 140,9.

El índice ha descendido desde el récord de 159,7 puntos alcanzado en marzo, tras la invasión de Rusa a Ucrania. La lectura de agosto fue, sin embargo, un 7,9% más alta que un año antes.

El índice de precios de los cereales de la FAO bajó un 1,4% intermensual en agosto, ya que la reapertura de los puertos ucranianos del mar Negro en virtud de un acuerdo diplomático, así como las perspectivas favorables de la cosecha de trigo en Norteamérica y Rusia, pesaron sobre los precios, según la agencia.

Sin embargo, el índice de precios del maíz subió un 1,5% el mes pasado, debido a que el clima caluroso y seco redujo las perspectivas de producción en Europa y Estados Unidos.

Los índices de precios del petróleo vegetal, el azúcar, los productos lácteos y la carne descendieron, en parte como consecuencia de la mejora de la oferta.

En otras estimaciones sobre la oferta y la demanda de cereales https://www.fao.org/worldfoodsituation/csdb/en/, la FAO redujo su previsión para la producción mundial de cereales en 2022 a 2.774 millones de toneladas, frente a una proyección anterior de 2.792 millones a principios de julio. Esta cifra es un 1,4% inferior a la producción estimada para 2021.

El recorte de su previsión para la producción de cereales en 2022 se debe a que las perspectivas del maíz en el hemisferio norte se han visto reducidas por las condiciones meteorológicas, en particular los rendimientos de la Unión Europea han caído un 16% por debajo de su promedio quinquenal, según la FAO.

Se espera que el uso mundial de cereales en 2022/23 supere a la producción, con 2.792 millones de toneladas, lo que llevará a un descenso previsto del 2,1% en las reservas mundiales en comparación con 2021/22, a los 845 millones de toneladas.

Esto representaría una relación entre las existencias y el uso del 29,5%, por debajo del 30,9% en 2021/22, pero todavía relativamente alta en términos históricos, según la FAO.

(Reporte de Gus Trompiz; Editado en Español por Manuel Farías)