La yaguareté Mbarete volvió a Corrientes con sus cachorros para ser liberados en el Iberá

Los dos cachorros, últimos en sumarse a la fauna del Iberá, en Corrientes
Los dos cachorros, últimos en sumarse a la fauna del Iberá, en Corrientes - Créditos: @ Fundación Rewilding Argentina

Luego de haber sido llevada temporalmente al Parque Nacional El Impenetrable, en la provincia del Chaco, para aparearse, la yaguareté correntina Mbarete volvió al Parque Nacional Iberá junto a sus dos cachorros, donde fueron liberados este viernes.

La ambiciosa acción de conservación a cargo de la Fundación Rewilding Argentina había comenzado en marzo, cuando se trasladó a la hembra de Corrientes a Cacho para ser cruzada con Qaramtá (en lengua Qom, el que no puede ser destruido), un macho silvestre de 5 años de edad y 110 kilos. El resultado fue el nacimiento de dos crías, que aumentaron la diversidad genética de esa población incipiente.

“Lo que se hizo con Mbarete y sus cachorros, que comprende la crianza en semicautiverio, la junta con un individuo silvestre y el traslado, es una acción extrema pero indispensable si queremos revertir la amenaza de extinción que pesa sobre la especie”, afirmó Sebastián Di Martino, biólogo y coordinador de los proyectos de reintroducción de especies en Rewilding, según consignó el diario El Territorio.

Trenes Argentinos: comenzó la compra de pasajes de larga distancia para el verano con una nueva modalidad

“La población de esta especie desaparecida en Iberá hace más de 70 años por acciones humanas está renaciendo, y los resultados esperanzadores demuestran que estas acciones de manejo activo de fauna permiten restituir y enriquecer poblaciones de especies extintas o amenazadas localmente”, añadió Di Martino, y acotó que “desde la Fundación tenemos la visión para diseñar estas estrategias y equipos que implementan acciones audaces”.

Cachorros de yaguareté liberados en el Iberá
Cachorros de yaguareté liberados en el Iberá - Créditos: @Fundación Rewilding Argentina

El yaguareté es una especie clave para garantizar la salud y el buen funcionamiento de los ecosistemas que habita. Los resultados del proyecto de reintroducción en los esteros del Iberá, iniciado en 2012, son contundentes: en los últimos dos años se logró pasar de cero a 12 yaguaretés libres en el humedal correntino.

Estos individuos se vienen desempeñando positivamente en su vida en completa libertad y se alimentan por sus propios medios. Además, llegaron a reproducirse, lo que generó que la población crezca favorablemente, según explicaron desde la fundación creada por el filántropo fallecido Douglas Tompkins.

Cachorros de yaguareté liberados en el Iberá
Cachorros de yaguareté liberados en el Iberá

Primera junta

Fue en 2020, también en el Parque Nacional El Impenetrable, donde por primera vez en todo el mundo se produjo la junta de un yaguareté silvestre con otro ejemplar de cautiverio. El proyecto fue llevado a cabo por la Fundación Rewilding Argentina junto a la provincia de Chaco y la Administración de Parques Nacionales.

En junio de ese año, la Fundación que se dedica a la reintroducción de especies para el restablecimiento de ecosistemas recibió la aprobación de la Administración de Parques Nacionales para construir tres corrales de 1,5 hectáreas en donde posteriormente se juntó a Tania, un yaguareté hembra rescatado del zoológico de Batán en Mar del Plata, y a Qaramtá, el mismo macho silvestre que fue cruzado con Mbarete.

“La movimos a Tania a estos corrales y Qaramtá la encontró enseguida. Luego llevamos a Tania al pasillo de entrada al gran corral de junta para ver si Qaramtá se animaba a atravesarlo y entrar. Se animó, entró, la vio en el pequeño corral de manejo, lo recorrió y después de varias horas salió. Ahí vimos que él se animaba a entrar y además permanecía tranquilo en el gran corral y no percibía el encierro”, contó por entonces a LA NACION Di Martino.

Generar un núcleo poblacional nuevo es súper importante y va a ser una acción clave a futuro. Pero esa acción se tiene que hacer en un contexto en donde la causa de extinción se haya solucionado”, comentó, en tanto, Verónica Quiroga, bióloga, investigadora del CONICET y miembro de Proyecto Yaguareté, una ONG que busca asegurar la conservación de una población de esta especie viable a largo plazo.

Identificaron las neuronas que restauran la capacidad de caminar tras una parálisis

Además, Quiroga explicó que la principal causa de extinción de esta especie es la cacería, no solo con fines comerciales sino también por cuestiones relacionadas a la cultura local. “Tradicionalmente cazar a los yaguaretés es algo de prestigio y eso se ha seguido transmitiendo. Ha ido mejorando con las campañas de concientización y educación a los lugareños pero aún continúa”.

Además, agregó que otra cuestión clave es la conservación del hábitat del yaguareté ya que la zona del Chaco (Formosa, Chaco salteño, provincia de Chaco y norte de Santiago del Estero) es un área de deforestación: “Es importante que se frene la tala en bosques y que el área completa esté protegida. Sería bueno que se cree un parque nacional como El Impenetrable pero en Formosa”, agregó la bióloga.