Anuncios

Xi rehúye cumbres mundiales y visita zona afectada por inundaciones en el noreste chino

PEKÍN, 7 sep (Reuters) - El presidente chino, Xi Jinping, evitó el cara a cara con los líderes extranjeros en las cumbres mundiales de esta semana y visitó el jueves los hogares de los habitantes de una zona rural del noreste de China azotada por las inundaciones.

En el pueblo de Longwangmiao, en la provincia de Heilongjiang, Xi hizo un llamamiento a los residentes locales para que superen sus dificultades y trabajen para volver a la normalidad, según informaron los medios estatales. También se interesó por las pérdidas y el suministro de artículos de primera necesidad.

A finales de julio y principios de agosto, lluvias récord asolaron amplias zonas del norte de China, inundando ciudades y tierras de cultivo poco acostumbradas a unas fuertes tormentas más habituales en el sur, pero Xi no había visitado ninguna de las zonas afectadas por el desastre hasta esta semana.

Mientras inspeccionaba los cultivos de arroz y las casas dañadas en Longwangmiao, azotada por los restos del supertifón Doksuri, Xi no asistió esta semana a una cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático en Indonesia y también perderá la oportunidad de reunirse el sábado y el domingo con el mandatario estadounidense, Joe Biden, en un cónclave del G20 en India.

No obstante, Xi sí asistió en Sudáfrica a una reunión a finales de agosto con los líderes del grupo BRICS de las principales economías emergentes: Brasil, Rusia, India, China y el país anfitrión.

China no ha explicado por qué Xi, que había asistido a todas las cumbres del G20 desde que llegó al poder hace más de una década, no encabeza la delegación de Pekín en Nueva Delhi. Sólo ha dicho que el primer ministro Li Qiang representará a China.

En comparación, Xi salió de China para cinco visitas al extranjero en 2022 -cuando las fronteras del país estaban efectivamente cerradas debido a los controles de pandemia- y una docena antes del COVID en 2019.

Reuters, citando a diplomáticos extranjeros en China, informó con anterioridad de que la ausencia de Xi en el G20 podría ser una señal de la creciente frialdad de Pekín hacia Occidente y sus aliados.

(Reporte de Ryan Woo; editado en español por Carlos Serrano)