Anuncios

Woody Allen celebra una "vida muy afortunada" en la presentación de su quincuagésima película

80º Festival de Cine de Venecia

Por Crispian Balmer

VENECIA, Italia, 4 sep (Reuters) - El director de cine estadounidense Woody Allen presentó el lunes su película número 50 en el Festival de Cine de Venecia, y dijo a los periodistas que había tenido "una vida muy, muy afortunada", sin hacer referencia a los escándalos que han salpicado sus últimos años.

"No he tenido más que buena suerte y espero que se mantenga, aunque obviamente es temprano esta tarde", dijo a periodistas antes del estreno de su primera película en francés, "Coup de Chance".

"Tuve dos padres cariñosos, tengo buenos amigos, tengo una esposa y un matrimonio maravillosos, dos hijos. Dentro de unos meses cumpliré 88 años. Nunca he estado en un hospital. Nunca me ha pasado nada terrible", dijo.

El director de "Annie Hall" y otras comedias, ganador de cuatro premios Oscar, ha tenido una turbulenta vida personal que le ha llevado a ser cada vez más rechazado por muchas celebridades y ejecutivos de Hollywood.

Hizo noticia en la década de 1990 a raíz de su romance y matrimonio con Soon-Yi Previn, hija adoptiva de su antigua amante Mia Farrow, así como por las acusaciones de abuso sexual por parte de la hija adoptiva de ambos, Dylan Farrow. Siempre ha negado las denuncias y nunca fue acusado.

En otra entrevista concedida a Variety al margen del festival de cine, Allen dijo que apoyaba el movimiento #MeToo, que ha puesto de relieve la mala conducta sexual en la industria del entretenimiento. Pero añadió que también podría convertirse en "una tontería (...) Cuando se es demasiado extremista".

El Festival de Cine de Venecia recibió críticas por dar a Allen un prestigioso espacio fuera de competencia para su nueva película, pero fue recibida con fuertes aplausos en la proyección de prensa del lunes y su director tuvo una cálida recepción en el Lido.

MUERTE

En un principio, Allen pretendía contar con actores estadounidenses para los papeles principales, pero dijo que siempre se había inspirado en cineastas europeos, por lo que le pareció bien cambiar de idioma, a pesar de no hablar francés.

"Era muy sencillo. Si ves una película japonesa, puedes saber si la actuación es buena, realista y natural, o si es dramática y tonta y demasiado exagerada. Aquí ocurre lo mismo", explica.

Como muchas de sus películas, "Coup de Chance" se inspira en los temas del amor, el adulterio y la muerte. Sin embargo, Allen afirmó que no merece la pena detenerse demasiado en la muerte.

"No hay nada que puedas hacer al respecto", afirmó.

Allen había sugerido antes que "Coup de Chance" podría ser su última película. Sin embargo, el lunes dijo que tenía una buena idea para una historia basada en su Nueva York natal y que la haría si encontraba un patrocinador dispuesto a aceptar sus condiciones, sin leer el guión ni saber a quién había contratado.

"Si algún insensato acepta, haré la película en Nueva York", dijo.

(Reporte de Crispian Balmer. Editado en Español por Ricardo Figueroa)