Wisconsin: acusan a una niña de 12 años de alteración del orden público tras incidente de brutalidad policial

·4  min de lectura

Una niña de 12 años de Wisconsin, que fue retratada en el suelo mientras un oficial de policía de Kenosha que trabajaba en seguridad en su escuela secundaria se arrodilló en su cuello, fue acusada de alteración del orden público en relación con el incidente de marzo.

Los hechos se desarrollaron luego de que la niña y otra estudiante se pelearan en la cafetería de la escuela secundaria Lincoln. El oficial de policía de Kenosha, Shawn Guetschow, un veterano de cuatro años en la fuerza, estaba fuera de servicio y trabajaba medio tiempo en la seguridad de la escuela en ese momento. Cuando intervino para detener la pelea, intentó sujetar a la niña de 12 años y fue captado en imágenes de un teléfono celular arrodillado sobre el cuello de la niña durante más de 20 segundos.

La esposaron y se la llevaron y ahora enfrenta cargos, según un abogado de la familia de la niña.

“Se presentó una petición de delincuencia juvenil contra Jane Doe en el condado de Kenosha”, dijo Drew DeVinney a CNN. “Sin embargo, los procedimientos y los documentos judiciales son confidenciales”.

La oficina del fiscal de distrito del condado de Kenosha le dijo a The Independent que no comentaría sobre ningún asunto relacionado con menores, y el portavoz del Departamento de Policía de Kenosha no respondió de inmediato un mensaje.

En marzo, el departamento confirmó a CNN que se había remitido un cargo de alteración del orden público a los fiscales para cada niña involucrada en el incidente, pero el estado de los cargos que involucran a la segunda estudiante no quedó claro de inmediato el viernes.

El incidente del 4 de marzo no solo dio visibilidad una vez más a los disturbios raciales en Kenosha, donde Kyle Rittenhouse abrió fuego en 2020 durante las protestas por el tiroteo policial contra un hombre negro; también recordó la muerte de George Floyd en 2020 después de que un oficial de policía de Minneapolis se arrodilló sobre su cuello y espalda durante más de nueve minutos, en una posición similar a la que usó el oficial Guetschow con la joven estudiante.

Al hablar con los periodistas después del incidente, el padre de la niña dijo que “no vio el vídeo, sino hasta mucho más tarde esa noche”.

“Ya había castigado a mi hija por la pelea”, dijo Jerrel Perrez. “Seguía diciéndome que le dolía el cuello, pero pensé que solo estaba tratando de escapar del castigo. Cuando vi ese vídeo de un hombre adulto sujetándola así, me sentí culpable e impotente”.

Le dijo a CNN en marzo: “Me destruyó ver esa imagen”.

“Con poquito es suficiente, especialmente para una niña de 12 años. Hemos visto morir a un hombre adulto por la misma situación, imagínense el frágil cuello de alguien de 12 años”.

El jefe de policía de Kenosha, Eric Larsen, le pidió al FBI que investigue el caso, afirmó el mes pasado el portavoz, el teniente Joseph Nosalik.

“Debido a las similitudes visuales con George Floyd, decidió que la credibilidad e integridad de nuestro departamento eran primordiales”, dijo el teniente Nosalik a WISN. “Quería que una agencia externa analizara el incidente en su totalidad”.

La familia planea demandar al oficial, quien renunció a su puesto de seguridad en la escuela, pero permanece en la fuerza de Kenosha, según DeVinney, además de demandar al jefe de policía y al distrito escolar.

“No se han presentado cargos penales contra el oficial Guetschow, quien entendemos sigue empleado en el Departamento de Policía de Kenosha”, escribió DeVinney en parte del aviso de la declaración, informó CNN.

El abogado no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de The Independent.

“La diferencia entre cómo se trata a un adulto con una placa y a un niño con piel negra debería ofender el sentido de la moralidad, la ética y la justicia de todos”, continuó DeVinney más tarde. “Ella es víctima de la brutalidad policial y, ahora, lo que parece ser un esfuerzo concertado para silenciarla con cargos sin fundamento. La ausencia de responsabilidad por parte de un hombre adulto que estranguló a esta niña es sorprendente”.

De acuerdo con el papeleo visto por la estación local TMJ4, al presentar un informe de incidente, el oficial Guetschow no marcó una casilla que confirmara que “no ejerció presión ni peso sobre el cuello o la garganta, o sobre una arteria, de la estudiante, ni de otra manera obstruyó la circulación o respiración de la estudiante”.

Un abogado del Distrito Escolar Unificado de Kenosha, declaró por escrito a CNN: “Las acusaciones dentro del Aviso de reclamación son infundadas. El Distrito Escolar Unificado de Kenosha se defenderá enérgicamente a sí mismo y a sus empleados en caso de que se inicie un litigio en este asunto”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.