William Levy rueda en Madrid su versión moderna del conde de Montecristo

·2  min de lectura

El actor cubano William Levy está rodando en España una versión moderna de “El conde de Montecristo”, en la que se convierte en Alejandro Montecristo, un héroe sofisticado, misterioso y torturado por su pasado, inspirado en la novela de Alejandro Dumas.

La productora Secuoya Studios confirmó hoy el inicio de las grabaciones y publicó las primeras imágenes en las que aparece el actor de “Café con aroma de mujer” en una mansión, uno de los escenarios de la serie internacional.

“Hacía tiempo que quería rodar un proyecto en España y que sea ”Montecristo“, una historia que me encanta desde que era un niño, es una experiencia especialmente significativa para mí”, señaló a través de la productora Levy, que también es el productor ejecutivo de la serie con su empresa William Levy Entertainment.

Dirigida por Alberto Ruiz-Rojo y creada por Lidia Fraga y Jacobo Díaz, esta adaptación moderna del clásico llevará a cabo las grabaciones en distintas localizaciones de Madrid y las Islas Canarias.

Levy da vida a Alejandro Montecristo (trasunto de Edmundo Dantés), fundador y director ejecutivo de una empresa tecnológica de éxito, es el antihéroe trágico que lucha contra el sistema establecido, una figura enigmática que irrumpe en el ojo público y genera el recelo de una élite que desconoce el origen de su fortuna y pasado.

La adaptación al universo actual del clásico de Alejandro Dumas presenta a un vengador justiciero, al margen de la sociedad y de la ley, que se enfrenta a los poderosos con sus mismas armas, y con la misma falta de escrúpulos.

El personaje de Levy simboliza la modernidad frente a la tradición y la decadencia, representadas por sus enemigos, miembros de la tradicional élite económica, política y social española. Entre ellos, Fernando Mondego, al que da vida el actor español Roberto Enríquez, un empresario sin escrúpulos que ambiciona la compañía del hombre del momento.

Fernando no será el único enemigo del protagonista. Cristóbal Herrera (Juan Fernández), un diplomático español despiadado y corrupto, fundador del partido conservador Acción Liberal, será una verdadera pesadilla para Alejandro. A su lado, Helena Vilaforte (Itziar Atienza), una ambiciosa candidata política.

En esta historia, hay más víctimas: Mercedes Herrera (Silvia Abascal), la esposa de Fernando, y Alba Mondego (Guiomar Puerta), la rebelde y apasionada hija de ambos.

Entre los aliados del protagonista están Haydée (Esmeralda Pimentel), directora de desarrollo de la start up, y Salvador Faría (Héctor Noas), amigo y mentor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.