Anuncios

Warriors vuelven a la acción tras deceso de entrenador asistente; vencen a Hawks

Los Warriors de Golden State observan un homenaje en video para Dejan Milojevic, el entrenador asistente recientemente fallecido, antes del partido del miércoles 24 de enero ante los Hawks de Atlanta (AP Foto/Godofredo A. Vásquez)

SAN FRANCISCO (AP) — Stephen Curry totalizó 25 puntos y ocho asistencias, Klay Thompson añadió 24 unidades y los Warriors de Golden State arrollaron el miércoles 134-112 a los Hawks de Atlanta, para homenajear con un triunfo a su asistente de entrenador, recientemente fallecido.

Fue el primer partido de los Warriors luego del deceso de Dejan Milojević, ocurrido la semana pasada. Curry y Thompson, los “Splash Brothers” brillaron al jugar en memoria de su querido “brate”, palabra que significa “hermano” en serbio.

Milojević llamaba así a todos los Warriors.

Jonathan Kuminga atinó sus 11 disparos, en camino a conseguir 25 puntos, y siete jugadores de Golden State anotaron cifras de dos dígitos.

En una emotiva ceremonia previa al partido, los dos equipos formaron fila en una línea de banda, cerca de los banquillos, y escucharon el himno nacional de Serbia. Todos los jugadores de los Warriors vistieron en el calentamiento un jersey adicional, con el nombre de Milojević en la espalda.

Luego, se despojaron de esas prendas y las colocaron en una de las sillas de los entrenadores, donde también había una camiseta negra con la palabra “brate”.

Milojević sufrió un infarto cardíaco el martes de la semana pasada durante una cena con el equipo en Salt Lake City, y falleció al día siguiente. Dos jugadores de los Warriors que están lesionados, Chris Paul y Gary Payton II, se quedaron con los jerseys de Milojević puestos durante todo el partido.

Un homenaje en video se exhibió en la pantalla gigante. En todo el Chase Center había fotos de un sonriente “Deki”, como era llamado el asistente.

El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, pidió que el público se pusiera de pie para ovacionar a su colaborador, en vez de guardar un minuto de silencio.