"WandaVision" explora la última frontera del universo Marvel: las sitcoms

Dave Itzkoff
·7  min de lectura

En el tiempo que llevan interpretando juntos a dos superhéroes de Marvel, Elizabeth Olsen y Paul Bettany se han acostumbrado mucho a trabajar juntos. Y ni siquiera el incidente de un moco en el lugar equivocado -al que llaman cariñosamente "el mocogate"- empañó su excelente relación.

El hecho ocurrió cuando sus personajes -una mujer con superpoderes psíquicos llamada Wanda Maximoff (Olsen) y un androide sintético llamado Vision (Bettany)- se besan en medio de un frío inclemente. Pero hay cierto desacuerdo sobre los detalles. "A Paul no le hizo ninguna gracia que yo hiciera un chiste sobre su moco", dice Olsen. "Era la primera vez que lo veía realmente a la defensiva por algo." Pero Bettany interviene y retruca en voz baja: "Lo siento, pero el moco era de ella. Igual ya está." Arreglaron rápidamente sus diferencias y ya pueden reírse del asunto.

Al igual que sus protagonistas, WandaVision -la serie que llega mañana viernes 15 a la pantalla de Disney+- es, bueno, raro. No es estrictamente una superproducción de acción y aventuras como las sucesivas encarnaciones de los Avengers, de los que tanto Wanda como Vision formaron parte, sino más bien un híbrido entre drama y comedia que rinde fiel homenaje a las sitcoms más representativas de cada una de las décadas de la TV norteamericana, desde El show de Dick Van Dyke, Hechizada, Mi bella genio, Lazos familiares y más.

Ahora, por circunstancias ajenas al control de incluso los ejecutivos más poderosos de Hollywood, WandaVision ha adquirido un peso mucho mayor en el orden de los acontecimientos. Cuando la pandemia obligó a Marvel a revisar su calendario de estrenos, esta miniserie se convirtió en el primer intento del estudio de llevar la "telenovela de superhéroes " característica de su Universo Cinematográfico a una serie original de Disney+, con la esperanza de lograr con sus personajes lo mismo que The Mandalorian hizo por Star Wars, otra de las grandes franquicias sobre las que la Casa del Ratón edificó su plataforma de contenidos.

Lo que está en juego reviste una importancia inesperada, pero al igual que esos héroes marginales enamorados a los que interpretan, las estrellas de WandaVision parecen considerarlo como un motivo más para llevarse bien. Como dice Olsen, "Es una pesada responsabilidad trasladar esos personajes de la pantalla grande a la pantalla chica. Este proyecto tiene varias "primeras veces' que suelen asustarnos un poco a los actores." Bettany concuerda. "Para hacer lo que hacemos, tenemos que sentirnos seguros en uno con el otro."

Ambos se incorporaron a la familia Marvel por caminos inusuales. El británico Bettany, estrella de películas como Una mente brillante y El precio de la codicia, participó de Iron Man, primera película de l Universo Cinematográfico de Marvel, como la voz de J.A.R.V.I.S, el sistema de inteligencia artificial creado por Tony Stark (Robert Downey, Jr). "Iba a trabajar por el día, resolvía los problemas de todo el mundo, decía mis líneas frente a un micrófono, y me volvía a mi casa con una valija de dinero -recuerda Bettany-. Era maravilloso".

Bettany fue ascendido a un rol de pantalla en Avengers: la era de Ultrón, donde el personaje de Wanda Maximoff apareció también por primera vez, inicialmente como una huérfana traumatizada, manipulada por el villano de turno para modificar la realidad de cada uno de los héroes y enfrentarlos a sus mayores temores. Por entonces, dice Olsen, "Me estaban encasillando como la típica mujer con problemas emocionales en películas indie. Así que me ascendieron: me pusieron en una superproducción como heroína con problemas mentales."

Y aunque en esas películas los reflectores apuntaban hacia estrellas como Chris Evans y Robert Downey Jr., Bettany y Olsen lograron conectarse en torno al carácter extraordinario de lo que tenían que hacer, como aquel debate detrás de escena durante la producción sobre si Vision debía tener genitales (gracias al cielo, la decisión fue que no.)

A la altura del rodaje de Capitán América: Civil War (2016) donde sus personajes se encontraban en veredas opuestas en una disputa filosófica entre libertades individuales y seguridad global que desarmaba el equipo de superhéroes, Bettany y Olsen descubrieron que compartían el gusto por el profesionalismo y por la rapidez para hacer las cosas, que se destacaba incluso en el frenético set de filmación de Marvel.

Olsen dice que en determinado momento del rodaje de esa película le preguntó a su compañero "si quería repasar los diálogos conmigo la próxima semana. Y él ya trajo sus líneas memorizadas. Ahí supe que íbamos a tener una excelente relación de trabajo".

Pero, aparentemente, Vision murió en Avengers: Infinity War, y al año siguiente, Endgame dio por cerrados los arcos narrativos de varios héroes importantes, como Iron Man y el Capitán América (todas las películas de Marvel están disponibles en Disney+).

Cuando el estudio evaluaba historias para su próxima fase de películas, Disney presentó su servicio de streaming, con la expectativa de que Marvel también contribuiría con contenidos originales para su catálogo.

Kevin Feige, presidente de Marvel Studios, dice que una serie de Disney+ es una excelente oportunidad para que evolucione esa relación entre Wanda y Vision, que en las películas apenas se había insinuado. "La historia de amor entre Wanda y Vision se contaba básicamente a una toma en La era de Ultrón, donde él se abalanza para rescatarla, hacen contacto visual y salen volando", dice Feige. "Hay un poco más en Civil War, y otro poquito en Infinity War, pero en esa película todo empieza a salir mal casi desde el arranque.

En los cómics, el romance de Vision y Wanda fue mucho más complicado y se extiende durante décadas hasta la actualidad: se enamoraron, se casaron, tuvieron dos hijos, se separaron y se reconciliaron. Además, y aquí es donde todo se complica, Wanda descubre que sus hijos son en realidad las piezas faltantes de un villano demoníaco, que termina "reabsorbiéndolos". Luego ella pierde y recupera la memoria de sus hijos; y más tarde, en un arrebato de venganza, usa sus poderes para "corregir" el universo.

Feige dice que con WandaVision quisieron honrar la complejidad de los personajes del título y las habilidades de Wanda para trastocar la realidad -se cree que es en esta ficción cuando recibirá su nombre "oficial" de Bruja Escarlata-, pero también hacer crecer la historia de su universo con un tributo a la historia de las sitcoms. "Ya había justificado todas esas horas que pasé de chico jugando con figuras de acción -dice Feige-. Y con esta serie voy a justificar todo ese l tiempo que pasé viendo series viejas de TV".

En la serie, Wanda y Vision de alguna manera se encuentran en un oasis de felicidad suburbana, sin estar del todo seguros de por qué saltan de una década a otra en la historia de la televisión. Los acompañan Kat Dennings (como su personaje de Thor, Darcy Lewis) y Randall Park (retomando su papel de Jimmy Woo en Ant-Man y la Avispa), así como con nuevas incorporaciones, como Teyonah Parris (como Monica Rambeau) y Kathryn Hahn (interpretando a una vecina entrometida).

Al igual que en muchas de películas de Marvel, también hay un misterio central que recorre WandaVision" y que hace que los espectadores se pregunten sobre la fluctuante realidad que parece envolver a sus enamorados protagonistas.

Jac Schaeffer, la creadora de la serie (y guionista de Capitana Marvel y Black Widow), dice que la cáscara cómica del programa tiene por objeto atraer al espectador hacia capas más profundas de la intriga. "Uno se sienta a ver una sitcom sabiendo que la va a pasar bien y que al final todo se arregla", dice Schaeffer. Lo que WandaVision le suma a esa fórmula, señala, es el elemento "inquietante: la idea de ir desmantelando esa seguridad de manera calculada."

Para las escenas de tributo a sitcoms históricas, Shakman y su equipo trabajaron cuidadosamente para reproducir al detalle el vestuario y el diseño de producción de los programas clásicos utilizando luces y lentes de cámara antiguos y grabando con público en el estudio.

Los actores dicen que tal vez sea el mejor momento para que WandaVision llegue al público, ya que refleja el deseo humano de seguir adelante, por irreconocible que se haya vuelto el mundo. "Todos estamos experimentando esta versión extrema de la vida en este momento", dice Olsen. Lo que Marvel viene haciendo sistemáticamente "es crear un hogar para personas que no necesariamente se encontrarían unas a otras", cierra Bettany.

Traducción de Jaime Arrambide

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

El lado oscuro de Cristian Castro que se veía venir... solo faltaban las voces que lo ventilaran

Entran a casa de 'Cantinflas' en Acapulco y está peor que la de Luis Miguel

Eduardo Yáñez y su regreso a la TV por la puerta grande tras tocar fondo por su mal genio

EN VIDEO: Los actores y actrices que se nos fueron en 2020