Vuelven fonderas de Juchitán a palacio municipal en rehabilitación

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., junio 22 (EL UNIVERSAL).- Las Fonderas juchitecas, famosas por sus gritos y sus guisos que desde hace más de 50 años, como integrantes de la tercera generación familiar, expenden alimentos en el centro de esta ciudad, siguen en su peregrinación desde que el terremoto del 7 de septiembre de 2017 destruyó su área de trabajo tras el desplome del ala sur del palacio municipal.

Tras el sismo, las 20 fonderas se organizaron y ocuparon el parque Heliodoro Charis Castro, posteriormente, fueron asentadas en el sector poniente del parque central Benito Juárez y ahora, por la rehabilitación de ambos espacios que realiza la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu), con el Programa de Mejoramiento Urbano (PMU), deben ser reubicadas de nueva cuenta.

Por la mañana de este miércoles, el presidente municipal de Juchitán, Emilio Montero Pérez, informó que para facilitar los trabajos de modernización del parque central, las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) autorizaron que las fonderas retornen provisionalmente a su espacio original, a un costado del palacio, cuya reconstrucción continúa.

Con la autorización del INAH, se permitirá la reubicación temporal de las fonderas a un costado del palacio, mientras no inicie la tercera etapa de su reconstrucción y se facilitará que los trabajos de remodelación del parque Benito Juárez continúe sin interrupción alguna y pueda quedar concluido a fines de octubre de este año, dijo el alcalde Montero Pérez.

Por su parte, el director de Obras del gobierno municipal de Juchitán, José Antonio Sánchez López, explicó que la superficie disponible para las fonderas tendrá que ser rehabilitada porque actualmente está cubierto de varillas, tablones y material de trabajo de la empresa que labora en la reconstrucción del palacio municipal. Quizá para la semana entrante y puedan reubicarse, estimó.

"Nosotras ya quisiéramos que terminaran la reconstrucción del palacio y de nuestro espacio tradicional, bajo el ala sur que se desplomó, para que no andemos peregrinando de un lugar a otro y despejar nuestro parque para que las familias juchitecas y los visitantes descansen, como lo hacían antes", señalaron las comerciantes.

Estas mujeres fonderas son la tercera generación de quienes iniciaron la venta de alimentos bajo el palacio, y ofrecen guisos como garnachas, pollo garnachero, caldo de res o de pollo, mondongo, mojarras fritas y chiles rellenos. También ofrecen queso fresco y guisados de iguana, de armadillo, de conejo y de paloma del monte

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.