Vuelo internacional obligado a devolverse después de que dos pasajeros intentaran colarse en clase ejecutiva

·4  min de lectura

Un vuelo internacional se vio obligado a dar la vuelta en el aire después de que, según los informes, dos pasajeros intentaron colarse en la clase ejecutiva.

El vuelo de United Airlines de Newark a Tel Aviv tuvo que desviarse debido a los pasajeros rebeldes después de que el personal les pidiera que demostraran que estaban sentados en sus asientos asignados , informó N12, un medio israelí.

El altercado llevó a la tripulación a dar la vuelta al avión desde su ubicación en ese momento, la frontera entre EE.UU. y Canadá, al Aeropuerto Internacional Newark Liberty.

United Airlines declaró en un comunicado que el vuelo 90 dio la vuelta “debido a pasajeros alborotadores a bordo”. La policía recibió el avión cuando regresaba al aeropuerto y el vuelo se canceló más tarde. La aerolínea dijo que “proporcionamos a nuestros clientes cupones de comida y alojamiento en hotel e hicimos arreglos para que los clientes completen sus viajes”.

The Jerusalem Post informó que un testigo declaró que dos miembros de la tripulación se acercaron a los pasajeros alrededor de 90 minutos después del despegue y les pidieron que mostraran su asignación de asientos, lo que provocó el comportamiento “alborotador”.

El PAPD (Departamento de Policía de la Autoridad Portuaria) le comentó a CNN que “no se emitieron cargos por parte del PAPD” y que no se reportaron heridos.

El pasajero Roi Eitan le comentó a N12 que la discusión comenzó después de que los dos pasajeros se trasladaron a la sección de clase ejecutiva del vuelo medio vacío.

Los agentes de policía subieron al avión para arrestar a los pasajeros israelíes después del aterrizaje.

En un episodio similar, un vuelo transatlántico a Londres regresó a Miami a principios de esta semana después de una hora en el aire porque un pasajero de primera clase se negó a cumplir con las reglas de uso de cubrebocas, contó American Airlines.

Según las personas sentadas cerca de la mujer, ella estuvo bebiendo y se negó a cumplir con las solicitudes de la tripulación de cabina de usar un cubrebocas durante el vuelo.

La policía abordó el avión para arrestar a los pasajeros revoltosos (Channel 12 News / Screenshot)
La policía abordó el avión para arrestar a los pasajeros revoltosos (Channel 12 News / Screenshot)

El pasajero Steve Freeman, que estaba sentado cerca, le narró a WPLG: “Había mucha bebida involucrada y estaba nerviosa. Se sentó detrás de nosotros en primera clase, era una pasajera de primera clase y era extremadamente grosera con los comisarios”.

Agregó que la tripulación de cabina le ofreció cubrebocas a la mujer, pero se negó a cumplir con las reglas y fue grosera al quedarse, algo que según Freeman contribuyó a que el avión regresara.

“Casi sentimos que algo iba a pasar. Tuve ese presentimiento, le dieron muchas advertencias, así que estábamos listos para eso. No se trataba solo del cubrebocas. Fue el comportamiento grosero”, estipuló.

Los oficiales de policía esperaban que el vuelo regresara al Aeropuerto Internacional de Miami después de que el Boeing 777 volara con sus 129 pasajeros y 14 miembros de la tripulación unas 500 millas (804 kilómetros) de su viaje de 4.400 millas (7081 kilómetros) cuando dio la vuelta frente a la costa de Carolina del Norte, según rastreadores de vuelo. El avión aterrizó una hora y 48 minutos después de despegar.

“El vuelo 38 de American Airlines con servicio de Miami (MIA) a Londres (LHR) regresó a MIA debido a que un cliente disruptivo se negó a cumplir con el requisito federal de cubrebocas”, estipuló la aerolínea en un comunicado.

La compañía agregó que el avión “aterrizó de manera segura” en el aeropuerto de Miami “donde la policía local entró al avión”.

“Agradecemos a nuestro equipo por su profesionalismo y pedimos disculpas a nuestros clientes por las molestias”, dijeron.

Las autoridades dijeron que la persona que se negó a cumplir con el mandato de cubrebocas era una mujer de unos 40 años a quien la policía escoltó fuera del avión. La aerolínea puso a la mujer en su “lista interna de rechazos” mientras se realiza una investigación.

La FAA (Administración Federal de Aviación) registró 151 casos de “pasajeros rebeldes” en lo que va del año hasta el 18 de enero, 92 de los cuales estuvieron “relacionados con el uso de cubrebocas”.

Según la agencia, este año se iniciaron 32 investigaciones, las cuales resultaron en cuatro acciones legales iniciadas hasta el momento.

En 2021, la FAA registró 5.981 informes de pasajeros rebeldes, de los cuales 4.290 estaban relacionados con cubrebocas.

La agencia añadió en enero del año pasado que implementaban una política de “cero tolerancia”, que omite las advertencias o el asesoramiento y pasa inmediatamente a penalizar a los que incumplen las reglas, lo que podría generar grandes multas y posiblemente tiempo en la cárcel.

Entre 1995 y 2020, hubo un promedio de 182 investigaciones cada año, pero en 2021, esa cifra se disparó a 1081 investigaciones iniciadas por la FAA.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.