Anuncios

Voy hasta el final en esto, roban cinturones de campeón a Yordenis Ugás que promete ir con todo contra las lacras

Si alguien no merecía eso es Yordenis Ugás. El cubano fue víctima de un robo de dos cinturones de campeón en su residencia de Las Vegas, lo que ha dejado un amargo sabor, porque el exrey del peso welter es uno de los deportistas más respetados por su actitud dentro y fuera del ring.

Aunque no se sabe a ciencia cierta quiénes fueron los ladrones, Ugás dejó entrever la posibilidad de que fueran cubanos de los tantos que han pasado a vivir en la llamada Ciudad del Pecado, donde el peleador vive y entrena en el gimnasio del profesor Ismael Salas.

“Si estás lacras tuvieron la indecencia de hacérmelo a mí, se lo hacen a cualquier familia, a las muchachas que bailan, al cubano decente y trabajador y nos desprestigian como comunidad cubana aquí en Las Vegas’’, escribió Ugás en sus redes sociales.

Aunque la familia Ugás debatió si era bueno o no hacer público el incidente, la esposa del peleador, Dayanara León, reveló las imágenes de las cámaras de seguridad de la casa en las cuales se aprecian a dos individuos irrumpiendo en el hogar sobre las cuatro de la madrugada del pasado 15 de febrero.

León aseguró que se trataba de cubanos que se llevaron una caja fuerte, los cinturones que conquistó el boxeador en su asalto a la cima de la división welter, varias carteras y una mochila antes de partir del lugar de los hechos en un Mercedes-Benz blanco.

Ugás prometió que no cesaría en sus intentos por detener a los ladrones que tantos problemas han causado dentro de la comunidad cubana de Las Vegas y que, más allá de los esfuerzos de la policía, contrataría a un detective privado para ayudar en la investigación.

“Voy hasta al final de esto y mientras escribo estas líneas mis ojos se ponen llorosos, pero esto es lo mejor y mis cinturones pasaran a un segundo plano’’, explicó Ugás.

“Voy a contratar al mejor detective que esté disponible y llevar esto hasta el final, no por mí, pero para que no se lo hagan a ningún otro cubano más’’.

Desafortunadamente, no es la primera vez que Ugás resulta víctima de un robo en su morada de Las Vegas porque en noviembre del 2019 informó que habían forzado la entrada de su vivienda y se aprovecharon que estaba de viaje para robarle.

Sin duda, Ugás podría reemplazar esos cinturones robados con la ayuda de los organismos que sancionaron esas peleas, pero el dolor emocional de sentirse violado en su espacio vital es algo que dejará una huella en el guerrero que se prepara para su regreso al ring, tras una dura batalla ante Errol Spence Jr en Dallas, Texas.

Soy como un león que busca el festín, poder aterrador de este boxeador pone en alerta roja a las 140 libras

“Como un hombre de mi comunidad tengo que dar un paso al frente y dar una lección’’, recalcó Ugás.

“Con un poco de dolor, por todas las horas de trabajo, sudor y sangre que me han costado para un día poder tener la oportunidad de ganar esos cinturones, pero ni a mi familia, ni a mí ya nos interesan. Cuando pasó esto pensé en los cinturones, pero ahora fuera de la emoción pienso en mi comunidad, nos interesan estos rateros, nos interesan que no le roben a ningún otro cubano más. Más adelante junto a mi equipo haré una petición oficial a la WBA y con suerte a lo mejor puedo recuperarlos’’.