Anuncios

Von der Leyen insta a usar menos energía para elaborar productos y servicios

Dubái, 2 dic (EFE).- La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, instó este sábado a reducir la cantidad de energía que se utiliza para elaborar productos y servicios, y aseguró que la Unión Europea (UE) invertirá 2.300 millones de euros del presupuesto comunitario para apoyar la transición energética de países terceros.

"La energía representa el 75 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y esto tiene que descender. Debemos desplegar más energías renovables y utilizar menos energía para producir los productos y servicios que necesitamos", declaró en un discurso pronunciado en la Cumbre del Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP28), en Dubái.

Además, pidió fijar objetivos globales "porque solo se hace lo que se mide".

"Esa es la razón por la que hace ocho meses pusimos en marcha la idea de objetivos mundiales sobre energías renovables y eficiencia energética. Parecía una apuesta arriesgada, casi imposible, pero todos creímos que teníamos que intentarlo", comentó, y señaló que ya son 118 los países que se han sumado a esa iniciativa.

El pasado abril, Von der Leyen anunció que la UE proponía objetivos globales sobre renovables y eficiencia energética para movilizar a los países antes de la COP28.

Esas metas consisten en triplicar la capacidad instalada global de fuentes de energía renovables a 11 TW para 2030 y en duplicar la tasa global de mejoras de la eficiencia energética entre 2020 y 2030 en comparación con la década anterior.

La presidenta de la CE recalcó que la energía "más barata del mundo" es "la que no se usa" y que por ello se plantea la meta de eficiencia energética, mientras que las fuentes de energía "más baratas del mundo" son "las renovables", de modo que se propone extenderlas.

También subrayó que las energías renovables "crean nuevos y buenos empleos", y destacó que ya hoy hay más trabajadores "de energías limpias" que "de combustibles fósiles" en el mundo.

"Desde 2019, en todas las regiones que experimentaron descensos en los empleos de combustibles fósiles, los empleos de energías limpias han compensado con creces esas pérdidas", expuso.

Agregó que los objetivos globales proporcionan "claridad y previsibilidad" a la industria y los inversores sobre el futuro.

Dijo que hay que asegurar que esos objetivos globales se incluyen en la declaración final de la COP28.

Igualmente, afirmó que la Unión Europea invertirá 2.300 millones de euros del presupuesto comunitario los próximos dos años para apoyar la transición energética en los países vecinos y "alrededor del mundo".

(c) Agencia EFE