Anuncios

Encuentran más cuerpos tras la erupción del Merapi en Indonesia, la cifra de muertos sube a 22

El volcán Merapi expulsa ceniza de su cráter en Agam, Sumatra Occidental, Indonesia, el martes 5 de diciembre de 2023. (AP Foto/Ardhy Fernando)

BATU PALANO Indonesia (AP) — Rescatistas que buscaban en las peligrosas laderas del monte Merapi encontraron 11 cuerpos más de escaladores a los que una erupción tomó por sorpresa dos días antes, lo que elevó a 22 la cifra de muertos confirmados y supuestos. Una persona seguía desaparecida.

Más de 50 montañeros fueron rescatados tras la erupción inicial del domingo, y en un principio se confirmaron 11 muertes. Nuevas erupciones el lunes y el martes expulsaron más cenizas calientes, que se elevaron 800 metros (2.620 pies) y paralizaron de forma temporal las operaciones de búsqueda, indicó Abdul Malik, director de la Agencia de Búsqueda y Rescate de Padang.

El lunes se encontraron dos cuerpos y el martes nueve más, según la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate.

Se había dado por muerto a un escalador aún desaparecido porque se encontraba muy cerca del lugar de la erupción, explicó Edi Mardianto, número dos de la policía en la provincia de Sumatra Occidental.

Los cadáveres recuperados se trasladarían a un hospital para su identificación, apuntó.

Los rescatistas lidiaban con el mal tiempo y las complicaciones del terreno, así como por vientos que desplazaban aire caliente de las erupciones.

Un video publicado por la Agencia de Búsqueda y Rescate de Sumatra Occidental mostraba a los rescatistas mientras evacuaban a un escalador lesionado en una camilla de la montaña y lo colocaban en una ambulancia para que fuera trasladado a un hospital.

El volcán se ha mantenido en el tercero de los cuatro niveles de alerta desde 2011, un nivel que indica una actividad volcánica por encima de lo normal, y por el cual se prohíbe a los escaladores y lugareños acercarse a menos de 3 kilómetros (1,8 millas) de la cumbre, según el Centro de Vulcanología y Mitigación de Desastres Geológicos.

Sólo se permitía el acceso por debajo de la zona de peligro y los montañeros debían registrarse en dos puntos de control o a través de internet. Sin embargo, las autoridades locales admitieron que muchas personas podrían haber escalado más alto de lo permitido y también podría haber residentes en la zona, lo que hacía imposible confirmar el número de personas afectadas por la erupción.

El Merapi expulsó el domingo densas columnas de ceniza que alcanzaron los 3.000 metros (9.800 pies) de altura, y las nubes de ceniza caliente se extendieron varios kilómetros (millas). Toneladas de partículas volcánicas cubrieron poblados y ciudades cercanas y ocultaron la luz del sol, y las autoridades recomendaron llevar mascarillas y gafas como protección contra la ceniza.

Unas 1.400 personas viven en las laderas del Merapi en Rubai y Gobah Cumantiang, las poblaciones más cercanas, a entre 5 y 6 kilómetros (de 3,1 a 3,7 millas) del pico.

Se sabe que el Merapi tiene erupciones repentinas difíciles de detectar porque la fuente es poco profunda y está cerca de la cumbre, y sus erupciones no se deben a movimientos profundos de magma, que provocan temblores registrados en sensores sísmicos.

El volcán está activo desde una erupción en enero que no dejó víctimas. Es uno de los más de 120 volcanes activos en Indonesia, un país propenso a la actividad volcánica debido a su ubicación en el Anillo de Fuego del Pacífico, un arco de volcanes y fallas sísmicas en torno a la Cuenca del Pacífico.

___

La periodista de The Associated Press Edna Tarigan en Yakarta, Indonesia, contribuyó a este despacho.