Anuncios

Vladimir Putin admitió que la guerra en Ucrania “se hizo larga” y advirtió que la amenaza nuclear está aumentando

El presidente ruso, Vladímir Putin, asiste a la reunión anual del Consejo Presidencial para la Sociedad Civil y los Derechos Humanos a través de videoconferencia en Moscú, Rusia, el miércoles 7 de diciembre de 2022.
El presidente ruso, Vladímir Putin, asiste a la reunión anual del Consejo Presidencial para la Sociedad Civil y los Derechos Humanos a través de videoconferencia en Moscú, Rusia, el miércoles 7 de diciembre de 2022. - Créditos: @Mikhail Metzel

MOSCÚ.– El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió este miércoles en una reunión televisada que la amenaza de una guerra nuclear “está aumentando” en el marco del conflicto con Ucrania y admitió que éste se ha hecho “largo”.

Rusia, aclaró Putin, considera a las armas nucleares solo como un “instrumento de defensa” para responder a un eventual ataque.

”No hemos enloquecido. Sabemos qué son las armas nucleares, las que se encuentran están en un estadio más desarrollado y moderno que las de cualquier otro país en el mundo”, sostuvo. ”Pero no tenemos la intención de agitar estas armas como una navaja delante de todo el mundo. Se trata de un factor de disuasión”, dijo Putin.

El mandatario ruso también se jactó de “resultados significativos”, en referencia a la anexión de cuatro regiones ucranianas que reivindica.

“Por supuesto, es un proceso largo”, declaró Putin en una reunión anual del Consejo Presidencial para la Sociedad Civil y los Derechos Humanos retransmitida por televisión, antes de tachar “la aparición de nuevos territorios” como un “resultado significativo para Rusia”.

Durante el discurso, Putin anunció que por el momento no contempla una movilización adicional, luego de que en septiembre de este año ordenara el reclutamiento de 300.000 reservistas para hacer frente a la contraofensiva de Ucrania, según reprodujeron los medios locales.

Movilización de reservistas.
Movilización de reservistas. - Créditos: @Ukrinform

Alrededor de la mitad de los 300.000 soldados movilizados permanecen en la reserva y se entrenan en centros repartidos por toda Rusia mientras que la otra mitad ya está desplegada en la zona de combate, reveló Putin.

Y “entre esos 150.000 en los grupos de combate, sólo la mitad –es decir, 77.000– están con unidades de primera línea, el resto están en segunda o tercera línea, realizando esencialmente las funciones de tropas de defensa territorial, o recibiendo entrenamiento adicional”, detalló el mandatario.

El presidente ruso también declaró que las organizaciones internacionales demuestran un sesgo cínico hacia Rusia por lo que el país se vio obligado a negarse a cooperar con ellas.

“Las organizaciones occidentales de derechos humanos consideran a Rusia un país de segunda clase que no tiene derecho a existir”, advirtió.

“Y para parecer neutrales, ya que de vez en cuando mencionan de paso problemas de derechos humanos en sus propios países, pero esto es más bien una excepción. Se dedican principalmente al trabajo profesional en la vía rusa y postsoviética. Para eso se crearon, ya es obvio”, agregó el presidente.

Agencias AFP y ANSA