Anuncios

Virus sincicial respiratorio en niños, prevención según la UNAM

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 29 (EL UNIVERSAL).- En los últimos días se ha registrado un incremento de casos por infección del virus respiratorio sincicial (VSR), informó el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica de México.

El virus suele causar resfriados comunes, pero a veces infecta los pulmones y las vías respiratorias, generando problemas respiratorios en los bebés y los niños pequeños, explica el Nemours KidsHealth.

Los primeros síntomas que el VSR produce son nariz tapada o moqueo nasal, dolor de garganta y de cabeza, tos, fiebre, sensación de malestar general y disminución del apetito. También puede derivar en bronquitis o neumonía si no se atiende de manera oportuna.

De acuerdo con la doctora Evelyn Rivera Toledo, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, el VSR afecta principalmente a menores de dos años.

Aunque el aumento de casos es una probable consecuencia del distanciamiento social. En 2020 y hasta mediados de 2021, la población en general estuvo encerrada en casa y los niños no tuvieron contacto "directo" con el virus, por lo que ahora es lógico que resurja y cause enfermedades.

La especialista refiere que el sistema inmune de los infantes es "inmaduro, sobre todo los que van de 0 a 6 meses de edad, lo que hace difícil contener la infección, aumentando el riesgo de desarrollo de bronquilitis y neumonías".

Sobra decir que los adultos mayores también son vulnerables, aunque en menor medida. Y es que el VSR se transmite a través de diminutas gotitas por vía aérea cuando una persona enferma se suena la nariz, tose o estornuda.

Los síntomas pueden iniciar después de 2 o 4 días y duran alrededor de 10. Sin embargo, cuando hay signos más graves - como sibilancias, aleteo nasal y congestión- ya se necesitará atención hospitalaria para evitar que progrese y comprometa la vida del paciente.

----¿Cómo prevenir el VSR en niños?

Rivera Toledo enfatizó que la mayoría de los casos no requieren hospitalización y con un diagnóstico temprano los pacientes pueden recuperarse incluso desde casa. Es por ello que recibir atención médica es imprescindible para disminuir las secuelas del VSR.

Ahora bien, existen medidas de prevención para evitar que el virus contagie a infantes y adultos mayores. Entre ellas se incluyen:

Lavado frecuente de manos

Evitar el contacto estrecho (especialmente con los infantes)

Ventilar los espacios cerrados

Toser cubriéndose con el ángulo interno del codo

Evitar compartir utensilios para comer o beber

Limpiar y desinfectar superficies

Permanecer en casa si aparece alguno de los síntomas antes mencionados.