Anuncios

La violencia supera la percepción en Guerrero

CHILPANCINGO, Gro., enero 21 (EL UNIVERSAL).- En las tres principales ciudades de Guerrero la inseguridad no sólo es una percepción, es algo tangible que sufren día a día la población.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) presentó los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (Ensu), en la que incluyó a Acapulco, Zihuatanejo y Chilpancingo.

En las tres ciudades, en promedio, más del 70 por ciento de sus pobladores se siente inseguro.

En el último trimestre del 2022, en Acapulco 76.6 por ciento de los pobladores dijeron sentirse inseguros. En el trimestre anterior 71.8 por ciento respondió lo mismo, es decir, aumentó cinco puntos.

En Zihuatanejo, 63.2 por ciento de la población se siente inseguro, según la encuesta. La percepción de desprotección también aumentó un cinco por ciento.

Mientras que, en Chilpancingo, 78.2 por ciento de la población se siente inseguro. En el caso de la capital hubo una disminución de cuatro puntos.

En estas tres ciudades la percepción de inseguridad es el reflejo de los hechos.

Acapulco terminó el 2022 violentamente y así comenzó 2023. En los primeros 20 días de este año, en el puerto han sido asesinadas unas 40 personas, entre ellas un mando de la Policía Municipal.

En estos días se ha vivido de todo en Acapulco asesinatos, desapariciones, ataques y el comercio está sumido en las constantes extorsiones por las organizaciones criminales.

Todo esto ocurre cuando el puerto está lleno de policías y militares.

En Zihuatanejo, la violencia no sólo es una percepción, también ha alterado la cotidianidad de la ciudad. Durante 2022, las organizaciones criminales acosaron a comerciantes y empresarios con el cobro de la extorsión que afectó el acceso a los servicios para los pobladores.

Los primeros afectados fueron los transportistas, durante varias ocasiones suspendieron el servicio por la exigencia del pago de la extorsión. Como presión, los criminales atacaron e incendiaron unidades del transporte público y llegaron a la medida extrema: el asesinato.

Después suspendieron el servicio comercializadoras de materiales de construcción, hoteles, prestadores de servicios turísticos. El acoso llegó al punto de que todas las tiendas Oxxo de Zihuatanejo tuvieron que cerrar.

El año lo cerraron con ataques a tortillería. A través de videos difundidos en redes sociales se conocieron dos ataques, en uno un hombre llega y lanza una bomba molotov dentro del establecimiento; en el otro un sujeto dispara contra una de las despachadoras.

En Chilpancingo, la violencia ha logrado que por días se suspenda en toda la ciudad la venta del pollo. En los últimos meses del 2022, además de los asesinatos, la ciudad comenzó a sufrir asaltos.

En respuesta, vecinos de distintos barrios han colocado lonas donde advierten a los criminales que no permitirán asaltos, ni violencia en sus calles.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana no incluyó ciudades de Guerrero donde la población está sometida por organizaciones criminales y en el abandono de las autoridades.

Una de esas ausencias, es San Miguel Totolapan, en la Tierra Caliente, que desde octubre pasado una masacre rompió su cotidianidad.

O municipios como Apaxtla o Teloloapan, en la región Norte, que en los últimos días la población vive en vilo ante un inminente enfrentamiento armado entre las organizaciones criminales Los Tlacos y La Bandera.