Anuncios

Vinculan al CJNG con dos desapariciones

MORELIA, Mich., enero 23 (EL UNIVERSAL). - Habitantes y autoridades de la región identificaron a los jefes de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que habrían secuestrado, el pasado 15 de enero, al defensor de derechos humanos, Ricardo Arturo Lagunes Gasca, y al líder comunitario indígena de Aquila, Michoacán, Antonio Díaz Valencia, de quien posteriormente se dio a conocer un video.

Las fuentes consultadas revelaron que, con base en el trabajo de inteligencia y una vez analizados los datos de prueba, concluyeron que quien obliga a Antonio Díaz a grabar un video es un operador regional del CJNG en el municipio de Tecomán, Colima.

Se trata de Óscar Fernando Arreguín Girón, El Anzuelo, jefe de sicarios de esa organización criminal que opera en el estado de Colima.

Datos de las áreas de seguridad indicaron que El Anzuelo está bajo el mando de Luis Gabriel Cabrera Jiménez, El Humilde, lugarteniente del CJNG.

Familiares y habitantes de la comunidad de Aquila pidieron a las autoridades de Colima involucrarse en la búsqueda.

Acusaron la inacción de la Fiscalía y el gobierno de Colima.

Este sábado se cumplió ya una semana de que fueran secuestrados el profesor Antonio Díaz y el abogado Ricardo Lagunes en el municipio de Tecomán.

Los informes de seguridad señalan que una persona de nombre Guadalupe, Lupillo, Magaña, fue la última persona con la que estuvieron las ahora víctimas de desaparición.

Lupillo Magaña, habitante de Aquila, es identificado por sus nexos con la célula criminal del CJNG en esa región de la Sierra-Costa michoacana.

Los reportes indican que Lupillo Magaña pidió a Ricardo y a Antonio, que a su paso, lo dejaran en un minisúper del municipio aledaño de Coahuayana y así fue.

Un video de las cámaras de seguridad en poder de EL UNIVERSAL revela el paso de la camioneta en la que viajaban rumbo al estado de Colima.

Las grabaciones confirman que el abogado y el líder comunitario abandonaron, poco después de las 19:00 horas del domingo 15 de enero, el estado de Michoacán.

Minutos más tarde, la camioneta donde viajaban fue encontrada en la localidad de Cerro de Ortega, en el municipio de Tecomán.

El vehículo, con impactos de bala, fue abandonado en la zona conocida como Topes de Cerro de Ortega, ubicada sobre la carretera 200, que conduce a Manzanillo.

En otros videos se ve que antes de ser secuestrados, Lupillo Magaña desciende del vehículo en el que viajaban, toma su teléfono y se retira de la camioneta sin despedirse.

Los familiares de las víctimas y pobladores de Aquila acusaron que hasta este momento el sospechoso no ha sido llamado a declarar, y ante la angustia decidieron bloquear la carretera 200 como medida de presión a las autoridades de Michoacán y de Colima.

Los manifestantes han permitido que cada determinado tiempo pasen los automovilistas, para no afectarlos en su circulación.

Advirtieron, sin embargo, que radicalizarán sus acciones en caso de no tener resultados de las investigaciones que realicen las autoridades para dar con el paradero de los activistas.

Exigieron que ambas víctimas aparezcan con vida y que se capture a los responsables de este hecho criminal perpetrado en el estado de Colima.