Anuncios

Funcionarios israelíes no pueden confirmar que Hamás decapitó a niños en su ataque

Pertenencias de los asistentes al Festival Supernova esparcidas alrededor de un refugio antibombas en las afueras del Kibbutz Be'eeri donde decenas de israelíes murieron en el ataque de Hamás. (Photo by Alexi J. Rosenfeld/Getty Images)
Pertenencias de los asistentes al Festival Supernova esparcidas alrededor de un refugio antibombas en las afueras del Kibbutz Be'eeri donde decenas de israelíes murieron en el ataque de Hamás. (Photo by Alexi J. Rosenfeld/Getty Images)

Tal Heinrich, portavoz del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, confirmó el miércoles que el gobierno había recibido información sobre el hallazgo de bebés y niños pequeños con sus "cabezas decapitadas" en Kfar Aza, en el sur de Israel, según reportó CNN.

El periodista de CNN, Nic Robertson, que también visitó Kfar Aza después de la masacre, se sumó a las observaciones de la emisora israelí I24 y dijo frente a cámara: "Hubo tantos miembros de este kibutz asesinados. Hombres, mujeres, niños, con las manos atadas, acribillados, ejecutados, con las cabezas cortadas".

Las informaciones sobre los "40 bebés asesinados" fueron masivamente compartidas en redes sociales desde el martes, usándose para condenar la ofensiva de la milicia islamista Hamás contra Israel que comenzó el sábado desde la Franja de Gaza.

Este miércoles, más temprano, sin embargo, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel había sido consultado sobre el tema y había contestado: "No podemos confirmar ningún número por el momento".

Por su parte, el general israelí retirado Itai Veruv dijo que "70 terroristas totalmente armados y entrenados" atacaron Kfar Aza sobre las 6.30 (hora local) el sábado. Describió el ataque como "una masacre, un gran desastre".

Unas 400 personas vivían en la granja colectiva de Kfar Aza, que se encuentra a unos dos kilómetros de la frontera con la Franja de Gaza.

Varios militares israelíes desplegados en el lugar indicaron a la AFP que entre 100 y 150 personas murieron en el ataque de Hamas al kibutz, entre ellas un número indeterminado de niños.

Un soldado, que pidió el anonimato, describió mutilaciones, incluidas algunas decapitaciones, pero se negó a dar mayores precisiones.

El martes, la agencia turca de noticias Anadolu habló con un portavoz del Ejército israelí, quien fue incapaz de confirmar la noticia sobre la decapitación de decenas de bebés en el kibutz de Kfar Aza. "Hemos visto las noticias, pero no tenemos ningún detalle ni confirmación al respecto", dijo la fuente, que habló bajo condición de anonimato.

Por su parte, Hamas desmintió la noticia en su canal de Telegram y condenó "la promoción de la propaganda de la ocupación israelí, llena de mentiras, como un intento de encubrir los crímenes y masacres cometidos por la ocupación israelí las 24 horas del día, la mayoría de los cuales constituyen crímenes de guerra y genocidio”.

"Los combatientes por la libertad palestinos están apuntando a puestos y bases militares y de seguridad de la ocupación israelí, todos los cuales son objetivos legítimos", agregó.

A diferencia de sus colegas de CNN e I24, el periodista israelí Oren Ziv, que también visitó la zona, declaró en Twitter que los periodistas "no vimos ninguna evidencia de esto (decapitación de bebés), y ni el portavoz del ejército ni los comandantes mencionaron incidentes de este tipo".

"Durante la visita, a los periodistas se les permitió hablar con los cientos de soldados en el lugar sin la supervisión del equipo de portavoces del ejército. Una reportera de i24 dijo que escuchó esto ‘de parte de los soldados’. Los soldados con los que hablé en Kfar Aza ayer no mencionaron ’bebés decapitados’. El portavoz del ejército declaró: ‘En este momento no podemos confirmar... somos conscientes de los atroces actos de los que es capaz Hamás’", precisó Ziv.

Sin embargo, aclaró: "esto no significa que no se hayan cometido crímenes de guerra. La escena en Kfar Aza fue horrible, con docenas de cuerpos de israelíes asesinados en sus hogares".

Luego de que I24 reportara que soldados israelíes habían encontrado cuerpos de bebés decapitados en el kibutz de Kfar Aza, el gobierno de Israel publicó un video en el que anunció que Hamas asesinó a 40 bebés en su territorio, aunque no precisó si se refería puntualmente a esa información.

Más temprano, el gobierno de Israel se había hecho eco de la noticia de I24, al compartir en redes sociales el video del momento en que la periodista del medio israelí, Nicole Zedeck, relata la masacre en el kibutz de Kfar Aza, según los testimonios de los soldados que visitaron el lugar. "Bebés, con sus cabezas cortadas, familias enteras acribilladas en sus camas", cita la reportera.

"Nadie podría esperar que esto fuera a ser así, los horrores que estoy escuchando de estos soldados”, añadió en otro video difundido en la página web del canal televisivo.

Agencia AFP