Victoria Ruffo, la reina de los remakes de telenovelas

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 30 (EL UNIVERSAL).- Victoria Ruffo es la reina del remake televisivo mexicano: una de cada dos telenovelas en que ha participado desde 1980, la mayoría como protagonista, han sido segundas versiones de una historia que ya había comprobado gustar a la gente. Y si se hace caso a la idea popular de que infancia es destino, eso podía aplicarse en sus pininos en la pantalla chica.

Cierto que en sus inicios tuvo apariciones fugaces en las originales "Al rojo vivo" y "Quiéreme siempre", pero su carrera se catapultó en 1983 cuando formó parte de 230 episodios de "La fiera", historia que originalmente fue radionovela sesentera bajo el título "La gata". La cosa es que "La fiera" fue, también, la segunda versión de dicha producción radiofónica, pues en 1970 había sido llevada a la televisión con el mismo nombre de la creación original.

Valentín Pimstein fue el productor de ambas versiones y fungió como el padrino de Ruffo en los remakes, pues la llamaría después para "Simplemente María", en 1989, basada en una producción peruana de años antes. Después de esta última, sería llamada para la original "Capricho" (1993), que prácticamente pasó de noche para el televidente. El remake, entonces, reaparecerá en su vida en triplete: en 1995 con "Pobre niña rica", adaptación de "Pobre Clara" de 1975; "Vivo por Elena", de 1998, la cual era una versión nueva de la producción venezolana "La señorita Elena" de 30 años atrás y "Abrázame muy fuerte", del drama original "Pecado mortal", de 1960.

Cada una de ellas fluctuó entre los 27 y 30 puntos de rating, es decir, al menos 10 puntos más que los generado en los mayores picos de "La Familia P. Luche" de Eugenio Derbez y de "Mi fortuna es amarte", uno de los mayores éxitos de este 2022. En 2005 encabezó "La madrastra", remake de "Vivir un poco" (1985) y tres años después lideró "En nombre del amor", adaptación de la novela "Cadenas de amargura" de 1991, original de María del Carmen Peña y José Cuauhtemoc Blanco, uno de los principales escritores de Televisa. Y dos años después integró "Triunfo del amor", que tenía el reto de superar a la primera versión "El privilegio de amar". ¿El resultado? La producción del 2010 llegó a tener picos de 28 puntos de rating, mientras que la de 1999 superó los 40 puntos. Prueba no superada.

En la última década su filmografía incluye "Las amazonas" (2016) que a su vez era una nueva forma de tratar "Niña amada mía", de 2003. "Corona de lágrimas", cuya secuela acaba de llegar al Canal de las Estrellas, es también un remake, de una historia homónima producida en 1965. "Saben que me he especializado en los remakes y refritos, soy la reina de eso y gracias a Dios me ha ido bien", dijo en 2014 durante la presentación de "La malquerida", esa sí, telenovela original.