Versailles en la Pequeña Habana en Miami: el restaurante cubano ‘más famoso del mundo’ celebró su 50 aniversario

·7  min de lectura

Con un menú especial con los precios del año 1971: Croquetas a $0.20 centavos, Bistec Empanizado a $3.25, flan a $0.65 centavos, café cubano a $0.20 centavos, fans, personalidades de la farándula, políticos del sur de Florida, mucho baile, comida y música, el icónico restaurante Versailles festejó el miércoles su 50 aniversario en su local ubicado en la Calle 8 en la Pequeña Habana en Miami.

Las tres generaciones de la familia Valls, que fundaron, poseen y operan el restaurante Versailles, intentaron honrar a sus innumerables famosos y no famosos clientes en un evento en el que el alcalde de Miami Francis Suárez proclamó el 10 de noviembre como el Día de Versailles y se le entregó a la familia Valls las llaves de la ciudad.

“Para mí es un gran orgullo haber llegado a los 50 años manteniendo la consistencia de la comida y el servicio tantos años y representar a la comunidad latina, la comunidad cubana con el nombre de Versailles. Humildemente lo tomamos pero nos sentimos muy orgullosos de este momento”, dijo a El Sentinel el presidente del Grupo Valls, Felipe Valls Jr., hijo del fundador de Versailles Felipe Valls.

“Versailles es un negocio que ha trascendido generación. Ha impactado la generación de mi abuelo, de mi padre, mío y ahora de mi hijo y segundo ha sido el epicentro del cubano en el exilio, de la idea de que Cuba va a ser eventualmente libre y que hasta ese momento tenemos que batallar para lograrlo”, dijo a El Sentinel Suárez. “Este es el orgullo de mi comunidad, es el orgullo de mi ciudad”.

Al principio, el restaurante tenía espacio solo para unos cuantos clientes. Hoy, el restaurante tiene capacidad para más de 300 personas, una panadería y su famosa “Ventanita” de comida para llevar, donde cientos de personas compran a diario su ‘cafecito cubano’.

La empresa de la familia Valls ha abierto decenas de restaurantes, incluyendo un puesto en el Aeropuerto Internacional de Miami y los restaurantes La Carreta en los condados de Miami-Dade y Broward, pero para la familia Versailles es especial “porque aquí aprendí a trabajar desde que era pequeño”, dice Felipe Valls Jr.

“Yo empecé muy joven con mi padre, hemos abierto muchos restaurantes. Hoy en día trabajan algunas hermanas mías, mis hijas trabajan todas en el negocio en general y es muy bonito y fácil. Para muchos no es fácil trabajar en familia pero para nosotros lo es”, dijo.

El restaurante Versailles es un ícono de la cultura hispana, especialmente de la comunidad cubana, en el sur de Florida.

Por sus asientos de vinilo verde deleitándose con las delicias del restaurante o de su famoso ‘cafecito cubano’ han pasado presidentes como Ronald Regan, George W. Bush o Bill Clinton, otros políticos como el congresista Mario Díaz-Balart, el ex gobernador y ahora congresista Charlie Crist, el ex gobernador de Florida Jeb Bush, y el actual gobernador de Florida Ron DeSantis, al igual que otros líderes mundiales, turistas y celebridades como Emilio Estefan, Eva Longoria, Beyonce, Dalai Lama y Andy Garcia, entre otros.

En 1971, Felipe Valls Sr., un inmigrante cubano, abrió el restaurante en el barrio de La Pequeña Habana de Miami. La idea era crear un hogar lejos del hogar para los cubanos que salieron de la isla, donde pudieran tener una experiencia gastronómica asequible.

La comida es 100 por ciento cubana, la cual es una fusión entre la cocina española con influencias de África y el Caribe. Yuquitas fritas, sopa de pollo, frijoles negros, sándwich cubano, media noche, lechón asado, arroz con pollo, hígado a la italiana, picadillo a la cubana, bistec empanizado, arroz con leche, natilla, y flan son otros de los artículos que componen el tradicional menú.

“El olor exquisito de su comida te remonta a la cocina de tu abuelita en la Cuba de ayer. El sonido de las voces te recuerda a las reuniones familiares que hacían os domingos en tu pueblo”, dice la familia Valls.

El autoproclamado “Restaurante cubano más famoso del mundo”, es también el epicentro de muchas protestas, como las ocurridas el 11 de julio, en la que miles de manifestantes protestaban contra el gobierno cubano en medio de un mar de banderas cubanas y americanas.

Con una decoración rococó, adornado con estatuas y rodeado de espejos dorados grabados y candelabros, el lugar lleva el nombre del famoso palacio francés Versailles. Fue fundado en 1971 por Felipe Valls y diseñado por Juanito Pérez-Cruz, el tío del galardonado rapero cubanoamericano Pitbull.

El miércoles, en medio de las celebraciones, una banda de 10 piezas en vivo fusionaba energéticamente la vieja escuela de ritmos cubanos con sonidos más modernos y en un trío musical deleitaba a los comensales. En medio de personalidades y políticos como el alcalde de Miami Francis Suárez, la alcaldesa de MiamiDade Daniella Levine Cava, entre otros, en la celebración participó la extensa familia Valls, muchos de los cuales trabajan para la empresa familiar.

“El restaurante es mi segunda casa. Cuando éramos chiquitas veníamos después de la escuela a cenar, para mí es extremadamente especial. Es donde crecimos, donde trabajamos es parte de nuestras vidas”, dijo a El Sentinel Desirée Valls, hija de Felipe Valls Jr.

“Siento que no sólo nuestra segunda casa para nosotros sino que mucha gente lo siente así. Tenemos gente que llega acá casa día y se pasan horas. Cada vez que alguien quiere celebrar vienen acá, si salen y tiene un gran evento viene acá. Creo que ocupa un lugar especial en el corazón de la comunidad no sólo en el nuestro”, dijo Desirée Valls.

Como ocupa un lugar especial para “los teenagers” (los adolescentes), un grupo de cubanos conocidos como “los teenagers”, quienes como era de esperarse se encontraban el miércoles celebrando en una esquina del interior del restaurante. Se trata de un grupo de entre 10 a 12 amigos que llegan al local casi todos los días a “debatir el mundo” desde hace alrededor de 30 o 40 años, dicen.

Se trata de un grupo muy alegre de amigos que no dejan de hacer bromas, incluso donde ha nacido el amor. Y es que en la Ventanita se enamoraron los cubanos Emilio Alvarez y Susana Shelton. Cuenta Alvarez que su historia de amor nació “porque Shelton tiene unas muchas historias grandes que contar”.

“Lo que más nos gusta es socializar, este ambiente familiar que es muy agradable”, dijo Torres señalando a sus amigos.

Representando a Broward, entre otros, se encontraba el líder comunitario y ejecutivo de aviación Fabio Andrade.

“Versailles es un lugar emblemático de la comunidad exiliada cubana que nos da un ejemplo de libertad, un ejemplo de lucha por su pueblo y un ejemplo de poder trabajar por nuestra comunidad”, dijo Andrade, residente de Weston y fundador del Americas Community Center.

Y justamente para luchar por su pueblo, Versailles estará acogiendo nuevamente en sus calles otra gran protesta prontamente, dijo Felipe Valls Jr.

“Este mes, el 15, van a haber manifestaciones por todo el mundo en Cuba y en Miami. Les digo a todos que tengan esperanza y principalmente a todos los de aquí de los Estados Unidos, muchísimas gracias por darnos el honor de representar de alguna forma pequeña a la comunidad cubana en comida, en el ambiente y en todo lo que pueden ser manifestaciones aquí en Miami”, dijo Felipe Valls Jr. “Seguimos con esperanza para Cuba”.

En el marco de las celebraciones, Versailles se asoció con el HistoryMiami Museum, filial del Smithsonian ubicada en downtown Miami, para crear un archivo público d recuerdos relacionados con el local y con las experiencias del exilio. El archivo público, que consta de fotos, videos, objetos o historias y experiencias escritas de la comunidad cubanoamericana en el sur de Florida, se puede usar con fines educativos y de investigación, indica el museo.

El grupo Valls es propietario de otros restaurantes icónicos en el sur de Florida, como La Carreta, el restaurante español de alta cocina Casa Juancho, CASACUBA y, Versailles.

El restaurante Versailles está ubicado en 3555 Southwest 8th St., Miami.

yvaldez@sunsentinel.com, @yvonnehvaldezz en Facebook, Twitter.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.