Anuncios

¿En verdad le preocupa a los Dolphins las intercepciones de su quarterback Tua Tagovailoa?

Los Dolphins (8-3) ahora transitan por la parte noble del calendario en la que si no se descuidan deben permanecer como líderes de la división Este y así clasificarse a los playoffs de la NFL.

El equipo de Miami tras imponerse a los Jets 34-13 vistan este domingo 3 de diciembre (1 p.m.) a los Commanders (4-8) en el FedExField de Washington en un encuentro que deben cambiar por victoria.

A los delfines luego jugará tres juegos en el Hard Rock Stadium contra los Titans el 11, los Jets el 17 y los Cowboys el 24, que también deben ganar y cerrar la temporada visitando a los Ravens y recibiendo a los Bills en dos choques de pronóstico reservado, que deben servirle para llegar en forma a los playoffs.

En verdad en esta campaña se han visto muchas cosas buenas por parte de los Dolphins y lo peor ha sido tener que lidiar con múltiples lesiones, de ahí la importancia de llegar saludable a esta recta final.

La defensa de Miami ha subido como la espuma y ahora mismo es la mejor de sus líneas a pesar de haber perdido un peso pesado como el LB Jaelan Phillips. Aunque el coordinador defensivo Vic Fangio, tiene un plan.

“Jaelan es un gran jugador”, comentó Fangio. “No se equivoquen al respecto. Cuando se perdió esos juegos a principios de año, le tomó uno o dos juegos volver a ser el mismo, pero durante el último mes ha estado jugando muy bien para nosotros. Lo vamos a extrañar.

Si bien Emmanuel Ogbah y la nueva incorporación Jason Pierre-Paul pueden tener un buen paquete de jugadas, Fangio sugirió que será el LB Andrew Van Ginkel el que asuma el papel de Phillips y no se espera que haya una gran diferencia.

Sin embargo, más que por su defensa los Dolphins este año destacan por su feroz ofensiva, liderada por su quarterback Tua Tagovailoa y el wide receiver Tyreek Hill, a la que ha sumado el running back Raheen Mostert, todos líderes en sus respectivos puestos en la NFL.

Tua es indiscutiblemente este año ha jugado mucho mejor que en campañas anteriores, con mucha más confianza y técnica, sin embargo todavía tiene que mejorar algunos aspectos como el de cuidar más el ovoide.

El QB de Miami tiene esta temporada 10 intercepciones, mucho más que antes, acrecentados por las dos que tuvo el domingo ante los Jets; aunque también es cierto que ahora arriesga mucho más, siendo algo propio de los QB que destacan por ser buenos pasadores.

“Puede proteger mejor el balón”, dijo el entrenador de los Dolphins Mike McDaniel. “Él lo sabe. Literalmente no hay nadie en el planeta que se enoje más cada vez que hay un recambio. Sólo se lo digo eso tiene que usarlo de manera constructiva”.

Lo curioso es que Tua pese a eso tiene a los Dolphins en los alto con el tercer mejor por ciento de pases 69.8 por ciento y cuarto en yardas con 3,177.

“Cualquier QB se recrimina de la misma manera que yo cuando pierde el balón, especialmente cuando tu defensa juega bien”, indicó Tua. “Ninguno de nosotros intenta hacer eso. No queremos que eso suceda nunca, pero sí sabemos que es parte del juego que jugamos”.

Ahora lo primero es ganar en Washington como sea y luego seguir puliendo estos detalles, sobre todo de cara a la postemporada.