Anuncios

Venezuela devuelve a Guyana acusación de incumplir acuerdo, en medio de disputa territorial

CARACAS (AP) — Venezuela devolvió el domingo a Guyana la acusación de violar un acuerdo mutuo para disminuir la tensión por una disputa limítrofe que mantienen ambos países, diciendo que sus acciones buscan desestabilizar a la región.

Un día antes el gobierno guyanés lanzó la misma queja contra Venezuela sobre el incumplimiento del acuerdo suscrito en diciembre en San Vicente y Granadinas, además de asegurar que fue alertada de presuntos movimientos del ejército venezolano cerca de la frontera común.

En un comunicado oficial, Venezuela afirmó que es una “obligación constitucional” del Estado fijar la política integral en los espacios fronterizos terrestres, insulares y marítimos, a través de sus fuerzas armadas, para preservar “su integridad territorial, la soberanía nacional y la defensa de la Patria”.

El pronunciamiento señaló que se han entregado “ilegales concesiones petroleras” en un “área marítima incontrovertiblemente venezolana” y denunció ante la comunidad internacional que las acciones de Guyana constituyen una “agresión que busca desestabilizar la región”.

Esto, prosiguió el escrito venezolano, viola los acuerdos de Argyle, San Vicente y las Granadinas, por lo que, advirtió, se “reserva las acciones diplomáticas” enmarcadas en el Derecho Internacional para “hacer valer los derechos que le asisten”.

Las autoridades guyanesas también afirmaron el sábado que el presidente venezolano Nicolás Maduro rompe el acuerdo de paz suscrito el año pasado en el Caribe para amenorar las tensiones y evitar el uso de la fuerza para zanjar las diferencias en torno a la demarcación limítrofe. Advirtió que vigilan la situación del otro lado de frontera.

Guyana reaccionó la víspera luego de que el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS por sus siglas en inglés) de Estados Unidos publicara imágenes que muestran que Venezuela extiende su base en la isla de Ankoko. La mitad de esta fue incautada al país caribeño por parte de Venezuela a mediados de la década de los 60 en Punta Barima, a menos de 80 kilómetros (50 millas) de la frontera.

El intercambio de acusaciones se da en medio de una disputa territorial que mantienen los dos países desde hace décadas por el territorio Esequibo, rico en minerales y petróleo y que cada una de las partes reclama como propio.

Por un lado, Guyana señala que la demarcación fronteriza fue saldada en 1899 por una comisión fronteriza internacional y pidió ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) un fallo ratificatorio de esa demarcación.

Pero Venezuela desconoce la competencia de la CIJ y asegura que el conflicto debe ser resuelto al amparo del Acuerdo de Ginebra de 1966, cuando Londres admitió su reclamo dando lugar a un posible acuerdo diplomático y satisfactorio para las partes.

Está previsto que los presidentes de amos países se reúnan en marzo para abordar el tema en un segundo encuentro.