Anuncios

Veinte tormentas y siete huracanes rugieron en el Atlántico causando muertos y destrucción

La temporada de huracanes del Atlántico de 2023 ha sido la cuarta más activa con más tormentas con nombres en un año desde 1950 y se caracterizó por temperaturas récord de la superficie del mar en el Atlántico y un fuerte fenómeno de El Niño.

La cuenca atlántica registró 20 tormentas con nombre de las que siete fueron huracanes y de estos tres alcanzaron la categoría mayor en la escala Saffir-Simpson del 1 al 5, y la temporada fue superior a la normal, informó la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés).

Una temporada promedio tiene 14 tormentas con nombre, siete huracanes y tres huracanes de categoría mayor.

La actividad en el Atlántico de 2023 estuvo dentro de los rangos previstos por el Centro de Predicción Climática de la NOAA para tormentas y huracanes con nombre en la perspectiva actualizada de agosto pasado.

“La cuenca del Atlántico produjo la mayor cantidad de tormentas con nombre de cualquier año influenciada por El Niño en el registro moderno”, dijo Matthew Rosencrans, pronosticador principal de huracanes en el Centro de Predicción Climática de la NOAA

Explicó que “las temperaturas oceánicas récord en el Atlántico proporcionaron un fuerte contrapeso a los impactos tradicionales de El Niño”.

La temporada inició el 1 de junio y finaliza este 30 de noviembre.

La temporada inició el 1 de junio y finaliza este 30 de noviembre.
La temporada inició el 1 de junio y finaliza este 30 de noviembre.

El meteorólogo de la Universidad Estatal de Colorado, Phil Klotzbach, coincidió en decir que la temporada en el Atlántico durante el 2023 terminó por encima del promedio.

“En general, nuestros pronósticos de temporada anticiparon correctamente estos niveles elevados de actividad. Las tormentas con nombre y los días de tormenta con nombre estuvieron muy por encima de sus promedios a largo plazo”, dijo.

La NOAA destacó los huracanes y tormentas que impactaron durante la temporada en el Atlántico.

Indicó que el huracán Idalia fue el único que tocó tierra en Estados Unidos en 2023 y lo hizo como categoría 3 el 30 de agosto cerca de Keaton Beach, Florida, provocando inundaciones por marejadas ciclónicas de 7 a 12 pies e inundaciones generalizadas por lluvia en la Florida y en todo el sureste de EEUU.

Idalia fue responsable de daños estimados en $2,500 millones y cinco muertes directas en Estados Unidos.

La tormenta tropical Ofelia tocó tierra como una fuerte tormenta tropical con vientos de 70 mph en Emerald Isle, Carolina del Norte, el 23 de septiembre, provocando fuertes lluvias generalizadas, ráfagas de viento e importantes inundaciones de ríos y marejadas ciclónicas en partes del este de ese estado.

El huracán Lee tocó tierra como ciclón postropical en Nueva Escocia, Canadá, el 16 de septiembre. Su oleaje generado provocó olas peligrosas y corrientes de resaca a lo largo de toda la costa atlántica de Estados Unidos.

Los fuertes vientos con ráfagas huracanadas provenientes de Lee provocaron grandes cortes de energía en Maine y en algunas partes de Canadá.

Actividad en el Pacífico

La NOAA informó que la temporada de huracanes en la cuenca del Pacífico oriental también estuvo por encima de lo normal con 17 tormentas con nombre, de las cuales 10 fueron huracanes y ocho de esos huracanes importantes.

Del 16 al 21 de agosto, la tormenta tropical Hilary provocó fuertes lluvias e inundaciones generalizadas en el sur de California, y algunas áreas recibieron hasta el 600% de las precipitaciones normales de agosto.

Hilary dio lugar a la primera emisión de alertas y avisos de tormenta tropical para la costa del sur de California por parte del Centro Nacional de Huracanes de la NOAA.

Además, el Centro distribuyó mensajes clave centrados en los peligros para Hilary en español a través del nuevo proyecto de traducción de idiomas de la agencia.

El huracán Otis tocó tierra cerca de Acapulco, México, el 25 de octubre como huracán de categoría 5 con vientos sostenidos de 165 mph.

Otis tiene el récord de ser el huracán que tocó tierra más fuerte en el Pacífico oriental después de sufrir una rápida intensificación en la que la velocidad del viento aumentó 115 mph en 24 horas.

El huracán Dora, de categoría 4, pasó por el sur de Hawái a principios de agosto, convirtiéndose en el primer gran huracán en la cuenca del Pacífico central desde 2020.

La actividad de la temporada de huracanes en el Pacífico oriental y central estuvo en los rangos previstos.

“Otra temporada activa de huracanes llega a su fin en la que los peligros de las tormentas se extendieron tierra adentro desde el lugar donde tocaron tierra”, dijo el director del Centro Nacional de Huracanes de la NOAA, Michael Brennan. “Esto subraya la importancia de tener un plan para mantenerse seguro ya sea que se encuentre en la costa o en el interior”.

Estas son las pérdidas que ocasionó el huracán Idalia al sector agrícola de Florida

Lluvias torrenciales en el sur de Florida obligan a guardar tabla de surfear y sacar el paraguas