Anuncios

El vehículo captado en Monterrey no es el auto chino

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 28 (EL UNIVERSAL).- El Chang Li S1 Pro entró con grandes promesas al mercado automotriz mexicano, en especial, por su costo. El precio del vehículo fabricado por la marca Chang-Li ronda en los 22 mil 975 pesos.

Desde el anuncio de su llegada causó revuelo en internet y es que se trata de uno de los autos compactos y eléctricos más baratos. No obstante, hay algunos aspectos que le impiden circular en el país.

Por ejemplo, el vehículo chino no reúne los requisitos mínimos de seguridad establecidos por las normas mexicanas. Ello se debe a que no cuenta con bolsas de aire frontales y frenos ABS.

Por medio de Facebook, internautas reportaron haber visto un automóvil Chang Li S1 circulando en las calles de Monterrey, Nuevo León. De acuerdo con la información, fue captado sobre la avenida Gonzalitos.

En las imágenes difundidas por la página Qué Comer Monterrey se aprecia un vehículo compacto color rojo con chasis y dimensiones similares a las del auto chino.

Rápidamente, las fotografías fueron replicadas en la plataforma pues el modelo ya se encuentra disponible en sitios como Mercado Libre y Alibaba.

No obstante, el auto que se viralizó en redes sociales corresponde a un Bajaj QUTE. Dicho auto fue diseñado en India y llegó al mercado en 2013.

El Bajaj QUTE sustituyó a los "rickshaws" o microtaxis que se utilizaban en las calles del país asiático. Aunque se considera como un cuadriciclo, tiene especificaciones propias de un vehículo motorizado.

Con un peso de 400 kilogramos y 2.75 metros de largo, tiene un motor instalado en la parte trasera con una potencia de 20 CV. El auto de India funciona con gas LP o Gas NC.

Asimismo, el cuatriciclo tiene capacidad para correr a 50 km/h. Aunque su principal ventaja fue el precio, pues se lanzó con un costo de 1330 euros, equivalentes a 24 mil pesos.