Vecinos de Lauren Boebert tienen altercado con su esposo Jayson Boebert y llaman en pánico al 911

·2  min de lectura

Las grabaciones de las llamadas al 911 de los vecinos de la congresista republicana Lauren Boebert revelaron más detalles sobre un supuesto altercado entre ellos y su esposo Jayson.

Los clips de audio, obtenidos por The Denver Post, capturan el miedo, el susto y la ira de los vecinos de Lauren Boebert cuando, según los informes, Jayson Boebert los amenazó y les gritó.

“Estoy seguro de que está armado hasta los dientes”, dijo una persona que llamó cuando se le preguntó si el culpable estaba armado. “¿Sabe quién es su esposa? Lauren Boebert. Ella está llena de armas. Todos tienen armas, sí. No sé si alguien lleva armas ahorita. Estoy seguro de que está borracho y, por supuesto, es propietario de armas”.

El presunto incidente tuvo lugar el jueves pasado en Silt, Colorado, en el distrito del Congreso que envió a Boebert a la Cámara de Representantes.

La oficina de Lauren Boebert no respondió a una solicitud de comentarios de The Independent.

En la grabación, un hombre le dice al despachador del 911: “Si ese es el marido idiota de Lauren Boebert, Jayson, está atropellando mi buzón en este momento”.

Luego, el hombre interrumpe la llamada para gritar: “¡Detente, idiota! ¡Cara**, lárgate de aquí! Vamos, hombre, ¿qué estás haciendo? ¿Qué hicimos mal? ¡Vivo aquí!”.

La persona que llama afirma que el hijo de Boebert estaba “acelerando de un lado a otro” por la calle residencial en un vehículo al doble del límite de velocidad, lo que provocó que un residente lo confrontara y le dijera que redujera la velocidad.

“Inmediatamente después, Jayson viene aquí tratando de afirmar que alguien le dio un golpe a su hijo, y nadie lo hizo”, continúa la persona que llama. “Simplemente se puso pecho con pecho, cara a cara, buscando pelear”.

La otra persona que llama cuenta una historia similar, alegando que uno de los hijos de los Boebert “nada más está acelerando de un lado a otro de la calle, por todos lados” en un buggy.

“Tratamos de detenerlo, y solo nos maldijo y se fue”, continúa la persona que llama. “Nuestra maravillosa congresista”, dice alguien más en el fondo.

Según el Post, el departamento del alguacil local llegó al lugar, pero no hizo arrestos, lo que llevó a un grupo demócrata de recaudación de fondos llamado American Muckrakers a pedir una investigación sobre la relación del departamento con los Boebert.

“Fue un altercado en el vecindario entre un par de vecinos con respecto a unos niños manejando vehículos todoterreno”, dijo el alguacil del condado Lou Vallario al Post. “Cuando todo quedó dicho y hecho, todos acordaron resolverlo como vecinos. Sin cargos. No hay más medidas a tomar”.

Boebert se declaró culpable previamente de “obscenidad pública y exhibición lasciva” en 2004, en un incidente en una bolera que, según Boebert, no se interpretó bien.