La cadena humana que evitó el arresto de un padre indocumentado y su hijo en EEUU

Ante la inminente posibilidad de ser arrestado por oficiales de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), un hombre evitó la detención y presumiblemente la deportación gracias al apoyo organizado de sus vecinos, en la localidad de Hermitage, Tennessee.

Todo ello en el contexto de la amenaza de redadas masivas y de las nuevos reglas para la detención y deportación expedita de indocumentados impulsadas por el gobierno de Donald Trump y que han causado, a la vez, punzante miedo y dinámica organización en las comunidades inmigrantes.

Ello se expresó de modo singular en el caso citado en Tennessee.

El momento en que vecinos y activistas en Hermitage, Tennessee, hacen una cadena humana para permitir la salida de su camioneta de un inmigrante y su hijo y evitar con ello que agentes de ICE presentes en el lugar los arrestaran sin una orden judicial. (Facebook / Nashville Noticias)

De acuerdo a información divulgada por la televisora local NewsChannel5, el pasado lunes agentes de ICE intentaban detener una camioneta en la que viajaban un hombre, al parecer indocumentado, y un menor de 12 años, pero el auto no se detuvo y los oficiales de inmigración solicitaron asistencia de la policía local.

La camioneta finalmente se detuvo frente a una casa y allí le fue bloqueado el paso por el auto patrulla de ICE. El hombre y el menor, que era su hijo según reportes, permanecieron dentro de su vehículo y el padre, cuya identidad no ha sido revelada, avisó de su situación a sus vecinos y activistas, quienes a poco se presentaron en el lugar en apoyo de los inmigrantes.

Como indicó la televisora local Fox17, los agentes de ICE que trataban de detener al inmigrante no contaban con una orden de arresto firmada por un juez, sino solamente una orden de detención administrativa, y por ello no estaban facultados para ingresar a una vivienda o a un vehículo para realizar un arresto.

Por la misma razón, se indicó, los vecinos que asistieron al padre y su hijo no cometieron el delito de interferir con la acción oficial.

Activistas, como Occupy Democrats, y televisoras locales grabaron y difundieron en redes sociales imágenes de esos acontecimientos.

La Cuarta Enmienda de la Constitución estadounidense y sentencias de la Corte Suprema al respecto protegen en contra de detenciones que no cuentan con la debida orden judicial.

Y en lo concerniente a casos de inmigración, la Unión Americana de Derechos Civiles ha considerado ilegal las detenciones de personas solo con base en órdenes administrativas y cita fallos judiciales al respecto que consideran esos arrestos violatorios de la Constitución.

Y aunque en el caso del padre y su hijo en Tennessee se vivió severa tensión, al parecer ese contexto legal era claro para todos en ese momento. Al principio, los vecinos y activistas le llevaron al padre y su hijo comida, agua y gasolina para que pudieran permanecer dentro del vehículo, y por ende permanecieran fuera del alcance de los agentes de ICE por el mayor tiempo posible.

Afortunadamente todo ello se llevó a cabo sin incidentes, más allá de la obvia tensión, y tanto los oficiales de ICE como los de la policía local que estaban en el lugar optaron por permanecer a la espera, si bien algunos de los presentes, entre ellos un abogado, afirmaron que los agentes de ICE “trataron de acosar e intimidar” a los inmigrantes para hacerlos salir del vehículo al decirles que tenían una orden administrativa y que si no la obedecían el padre y su hijo iban a ser arrestados.

Pero al no tratarse de una orden firmada por un juez los agentes de ICE no pudieron aplicarla, y en ese sentido la información y la organización comunitaria funcionaron para impedir tal arresto, que de acuerdo al abogado citado por Newschannel5 no habría sido legal.

Luego, tras unas cuatro horas, los vecinos realizaron una cadena humana en torno al vehículo y permitieron así que el padre y su hijo salieran del auto e ingresaran a la vivienda contigua. Luego la familia pudo subir a otro vehículo y dejar el lugar. Todo gracias al apoyo comunitario que recibieron.

En tanto, los agentes de ICE optaron por irse del lugar a fin de reducir la tensión, se indicó, y no se dieron más detalles del caso. El alcalde de esa localidad de Tennessee se presentó también en un momento en el sitio y dijo que los oficiales de la policía local estuvieron presentes solo para mantener la paz pública pero que no participan en acciones de aplicación de leyes federales de inmigración.

ICE por su parte dijo en un comunicado que continúa enfocándose en indocumentados con historial criminal y que no realiza detenciones de modo indiscriminado o azaroso, pero no aclaró cuál era la situación del indocumentado al que pretendieron detener sin una orden de arresto firmada por un juez.

En todo caso, el conocimiento y la defensa de los derechos es clave y, en el caso de los indocumentados, la aplicación de las leyes de inmigración, como la de cualquier otra ley, debe respetar las garantías fundamentales y constitucionales básicas.