Urge reforma integral del Consejo de Seguridad: México en ONU

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 17 (EL UNIVERSAL).- El embajador de México en la Asamblea General de la ONU, Juan Ramón de la Fuente, afirmó que urge una reforma integral, democrática, incluyente y funcional del Consejo de Seguridad.

Dijo que la frecuencia acumulada de vetos y sus repercusiones ha permitido un renovado interés por la reforma del Consejo de Seguridad, reforma que solo compete analizar y discutir a la Asamblea General.

A unas semanas de que concluya la participación de México como miembro electo del Consejo de Seguridad, De la Fuente expuso que la visión de nuestro país sobre una reforma funcional ha cobrado aún más vigor.

---Consejo debe adaptarse a nuevas realidades

Afirmó que el Consejo debe adaptarse a las nuevas realidades del mundo, "mi país reconoce esta exigencia y su sentido de urgencia".

Indicó que si bien no se puede cambiar el contexto histórico ni las condiciones políticas en las que la ONU fue creada, sí se puede reforzar al Consejo para que sea mejor y opere con mayor eficiencia, con más transparencia y una mejor rendición de cuentas.

"Un Consejo similar al que hoy tenemos, pero solo con más miembros y vetos no será el órgano que pueda actuar realmente a nombre de todos los estados miembros de las Naciones Unidas como lo mandata el artículo 24 de la Carta", expresó.

Todos los países, sin importar su tamaño ni su ubicación en el mapa, añadió, deben poder aspirar a ser miembros del Consejo, no queremos más de lo mismo, no queremos más privilegios solo para unos cuantos.

En ese sentido dijo que México apoyará las propuestas en las que se contemple el incremento en el número de los asientos para miembros electos mediante elecciones periódicas no vitalicias y de ser posible bajo nuevas modalidades.

El exrector de la UNAM agregó que como en cualquier democracia y en aras de la rendición de cuentas, quienes formen parte del Consejo de Seguridad deben someterse a elecciones periódicas.

Planteó que, para empezar, sería muy conveniente que las diferencias pudieran reducirse y que las convergencias pudieran ampliarse, "no es imposible", dijo.

"Nuestro compromiso, lejos de buscar privilegios para unos pocos, es ante todo con una reforma del Consejo de Seguridad integral, viable, funcional, democrática e incluyente", enfatizó.