Anuncios

Universidades públicas en crisis financiera bajaron este sexenio: SEP

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 5 (EL UNIVERSAL). - La Secretaría de Educación Pública (SEP) destacó que gracias a la eliminación de gastos superfluos y la aplicación de medidas de austeridad, de las 10 universidades públicas que en 2019 estaban en crisis, sólo quedan cinco en esa condición, esto en Morelos, Michoacán, Nayarit, Durango y Zacatecas, y superaron sus problemas financieros las de Chiapas, Tabasco, Estado de México, Sinaloa y Oaxaca.

Al comparecer ante la Comisión de Educación del Senado, el pasado 1 de marzo, la directora general de Educación Superior e Intercultural de la SEP, Carmen Rodríguez Armenta, destacó que actualmente se realiza un proceso de saneamiento financiero de las universidades, de aplicación de la Austeridad Republicana y de reorientación de prioridades, para que los recursos se vayan a la parte fundamental y sustantiva, que es la educación.

"¿Qué sucede? A cada una de ellas les pedimos que hicieran acciones en consecuencias. Sí se entregó un recurso, pero ese recurso tenía que estar acompañado de acciones. Por ejemplo, eliminación de prestaciones que están fuera de la ley. Tabasco anteriormente tenía un seguro de gastos médicos mayores, que eran cerca de 147 millones de pesos, y con esta nueva política presidencial por supuesto que no se podía mantener. Elimina eso Tabasco y hace una serie de acciones, de manera tal que en el 2020 ni Tabasco ni Estado de México estaban ya en crisis", resaltó.

"El rector de Tabasco decidió despedir a todo el personal de honorarios y poner a trabajar al personal de base, entonces ya dejó de estar en crisis. Es decir, se requieren acciones contundentes, profundas, que no son fáciles y que también se requiere el apoyo de los gobiernos de los estados para poder hacer acciones de este tipo", expresó.

"En el año 2018 había nueve universidades en crisis, nosotros llegamos en diciembre y lo primero que nos encontramos fueron rectores que constantemente levantaban la mano para decir: 'no nos alcanza el presupuesto', (…) pero el año 2019 se suma Durango", recordó.

La funcionaria de la SEP señaló que también se sumó Coahuila, pero aclaró que ese es un caso diferente, porque tiene que ver con lo que le adeuda su gobierno estatal, que en 2022 era de cerca de 700 millones y para este año se ubicó en cerca de 500 millones.

"Para que nosotros podamos considerar una universidad en crisis se necesita que su problema sea estructural, es decir que tenga tantos profesores ya en nómina, que tenga tal infraestructura, que tenga algunos problemas con los que haya nacido o por ejemplo el tema de pensiones", explicó.

En este sentido, destacó el caso de Michoacán, que desde su creación en 1929, determinó que a los 25 años de trabajo un profesor podía retirarse.

"Se imaginan si un profesor o profesora de Michoacán, a los 20 años entra a trabajar y a los 25 años se retira jubilado, a los 45 años ya va a tener el recurso de por vida, y con esta esperanza de vida que ha incrementado en esta última década y en este principio de siglo, sin duda tenemos muchos jubilados, que si bien es su derecho, el proceso de jubilación es muy complicado estar pagando con el dinero que tenemos para los activos, entonces el sistema de pensiones está colapsando", puntualizó.

Carmen Rodríguez Armenta señal que además del sistema de pensiones y jubilaciones, otro de los problemas principales son los adeudos de los gobiernos estatales con sus universidades, pues en 2019 ocho estados de la República debían 2 mil 907 millones de pesos, "y en el año 2020 podemos ver cómo hay mil 949 millones, es decir hubo mil millones de pesos que ya no quedaron debiendo a las instituciones, y esto se logró gracias a que cada mes mi jefe, el doctor Luciano Concheiro (subsecretario de Educación Superior) y también el titular de la Unidad de Administración, el maestro Oscar Flores, le mandan una pequeña cartita amorosa de recordatorio a los gobernadores y gobernadoras que adeudan".

Remarcó que esto hizo que en 2020 solamente hubiera mil 949 millones de adeudos, pero en 2021 se incrementaron a 2 mil 212 millones de pesos, y en el 2022 bajaron a 2 mil 101 millones de pesos.

"Voy a mencionar a los estados que le deben a sus universidades: Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Estado de México, Guerrero, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Yucatán", subrayó.