Universidad condena las publicaciones de la profesora que deseó a la reina Isabel II una muerte “atroz”

·3  min de lectura

La Universidad Carnegie Mellon condenó las publicaciones en las redes sociales de una de sus profesoras después de que la Dra. Uju Anya le deseara a la reina Isabel II una muerte “atroz” y tuiteara que esperaba que la reina muriera “en agonía”.

La Dra. Anya hizo los comentarios el jueves cuando llegaron los primeros informes de que la reina estaba en sus últimas horas en Balmoral.

“Me enteré de que la monarca principal de un imperio genocida, violador y ladrón finalmente se está muriendo. Que su dolor sea atroz”, escribió la profesora antes de que se anunciara el fallecimiento de la reina.

Twitter eliminó el tuit por violar sus políticas, pero no ha respondido a la solicitud de comentarios que le hizo llegar The Independent.

La Dra. Anya se enfrentó una intensa reacción negativa en Twitter por su aparente insensibilidad, incluso de parte del fundador de Amazon, Jeff Bezos, quien luego fue criticado también, pero la profesora respondió en defensa de su tuit.

“Si alguien espera que exprese algo más que desdén por la monarca que supervisó un gobierno que patrocinó el genocidio que masacró y desplazó a la mitad de mi familia y cuyas consecuencias hoy todavía están tratando de superar los que siguen vivos, puede seguir pidiéndole ese deseo a una estrella fugaz”, tuiteó ella.

También le respondió a Bezos, tuiteándole directamente: “Otoro gba gbue gi”, que se traduce aproximadamente como un insulto igbo que le desea la muerte a alguien: “Que todos los que tú y tu codicia despiadada han dañado en este mundo te recuerden con tanto cariño como yo recuerdo a mi colonizadores”.

El empleador de la Dra. Anya, Carnegie Mellon, la universidad de Pensilvania donde es profesora asociada de adquisición de un segundo idioma, emitió rápidamente un comunicado el jueves.

“No aprobamos los mensajes ofensivos y objetables publicados hoy por Uku Anya en su cuenta personal de redes sociales”, tuiteó la universidad.

“La libertad de expresión es fundamental para la misión de la educación superior; sin embargo, las opiniones que compartió no representan en absoluto los valores de la institución ni los estándares del discurso que buscamos fomentar”.

La Dra. Anya, que se describe a sí misma en Twitter como una “antirracista” y “feminista”, nació en Nigeria de padre nigeriano y madre de Trinidad y Tobago. Ambos países fueron colonizados por los británicos: Nigeria se independizó en 1960 y Trinidad y Tobago hizo lo mismo dos años después.

Si bien muchos usuarios de Twitter, la mayoría provenientes de excolonias o que remontan su ascendencia a lugares ocupados por los británicos, estuvieron de acuerdo con las menciones de la Dra. Anya sobre el genocidio y la violencia históricos, la mayoría no estuvo de acuerdo con su discurso.

Un usuario, @Sumolaldowu, llamó a la profesora “grosera y sin modales” y la acusó de tener “odio en el corazón”.

“Hablas de alguien que acaba de fallecer con un comentario tan vil y desdeñoso”, comentó el usuario.

Alguien más, @mariescully24, tuiteó que “al final del día ella era madre, abuela, bisabuela, es totalmente repugnante hablar de la forma en que lo ha hecho”.

Anya no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios por parte de The Independent.