Una niña de 11 años da a luz a un bebé tras ser violada por su hermano

Un perturbador caso de violencia, abuso sexual y negligencia dentro de una familia ha consternado a su comunidad y motivado la acción de la policía en la ciudad de St. Charles, al noreste de San Luis, Missouri.

La ruda historia comenzó a revelarse cuando, de acuerdo a la televisora NBC News, el pasado 11 de febrero una pareja acudió a un hospital local con un bebé recién nacido, que aún tenía el cordón umbilical y la placenta pegados a su cuerpo y que presentaba una temperatura baja, del orden de los 32°C (90°F).

Norvil Leónidas López Cante (izq.) y su padre Francisco Javier González Cante fueron arrestados por la policía de St, Charles, Missouri. (St. Charles Missouri Police)

El hombre indicó que el bebé era suyo y que su exnovia lo había abandonado en la puerta de su casa en esa condición apenas al nacer. El bebé había nacido prematuramente y debió ser hospitalizado.

Pero la historia tenía componentes mucho más severos.

En algún momento, presumiblemente durante los cuestionamientos por la notoria condición del bebé, el adulto admitió que no se trataba de su hijo sino de su nieto. Y que la madre era su propia hija, de 11 años, que había sido agredida sexualmente y embarazada por su propio hermano, de 17 años de edad.

Según NBC, la hija de la pareja, apenas una niña, dio a luz a su bebé en la tina del baño y los padres no le habrían proporcionado la atención médica requerida. Y cuando su hermano fue interrogado por la policía, él dijo que tuvo relaciones sexuales con su hermana en unas 100 ocasiones pero que no sabía que ella estuviese embarazada.

Tras tan ominosas revelaciones, la policía arrestó al hermano, al padre y a la madre de la niña. El hermano adolescente fue acusado de incesto y violación, y los padres de negligencia que puso en riesgo a menores. Los padres alegaron que no sabían que su hija estuviera embarazada (no se habrían dado cuenta, de acuerdo a esa afirmación, hasta que ella dio a luz) y dijeron que tampoco sabían que hubiese su hijo quien había abusado sexualmente de la niña.

El proceso apenas comienza y, en tanto, la pequeña madre se encuentra bajo el cuidado de otros familiares, y su bebé está siendo atendido en un hospital. El resto de la familia, padre, madre y hermano, fueron detenidos con fianza de 10,000 dólares para la madre, 100,000 dólares para el padre y 300,000 dólares para el hijo adolescente, de acuerdo a NBC News.

Inicialmente, la identidad de la niña y en general de sus familiares implicados se había mantenido reservada para proteger su privacidad, aunque algunas fuentes señalaron que la familia sería de ascendencia hispana. Pero tiempo después varios medios reportaron la identidad de los padres con base en información de la corte y la policía.

Posteriormente, de acuerdo a la televisora KSDK, se identificó a los adultos como Francisco Javier González López y su esposa Lesbia Cante, y a su hijo adolescente como Norvin Leónidas López Cante.

Y, de acuerdo a The New York Post, González López se encontraba en el país en calidad de indocumentado y había sido previamente deportado.

El caso en contra de los arrestados está en proceso.