Al menos 13 muertos tras un ataque terrorista con atropello masivo en las Ramblas de Barcelona

Un atentado yihadista en Barcelona causó hoy al menos 13 muertos y un centenar de heridos -15 de ellos muy graves-, cuando una furgoneta irrumpió con violencia y embistió a las personas que caminaban por las Ramblas, una céntrica zona turística de la ciudad. Galería de imágenes: las fotos de la tragedia.

Tres ciudadanos alemanes están entre las víctimas mortales del atentado terrorista perpetrado hoy en Barcelona (noreste de España), según la segunda cadena de la televisión pública germana ZDF.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado en un comunicado que difundió su agencia afín, Amaq, aunque su autenticidad no pudo ser verificada.

Según, la Vanguardia, uno de los responsables del atentado ha muerto tras un tiroteo en un control policial posterior a la masacre, donde habría atropellado con un coche a dos agentes, cuyo estado es leve.

Los Mossos d’Esquadra (Policía de Cataluña) han confirmado a su vez la detención de una persona, pero no es el conductor que mató a los peatones. Se llama Driss Oukabir, ciudadano marroquí nacido en Aghbala, residente legal en España y fichado por las autoridades tras pasar un tiempo en la cárcel en 2012. Residía en Ripoll y había alquilado la furgoneta del atropello. No se sabe si es él quien ha sido detenido ni si es el autor del atropello.

Hay una segunda furgoneta relacionada con el atropello masivo que ha sido localizada en Vic, a 70km del incidente, una hora y media después del atentado. 

Driss Oukabir, uno de los detenidos por la policía como sospechoso.

El atropello ocurrió pasadas las 15:00 horas GMT, cuando la furgoneta comenzó a desplazarse a gran velocidad “haciendo eses” y embistiendo a los transeúntes, según un testigo.

En los alrededores de Las Ramblas y la Plaza de Cataluña se vivieron escenas de pánico, con gente corriendo muy asustada, refugiándose en comercios y viviendas tras el atropello.

“Parecía que iba a volcar pero ha derrapado y enfilado contra las personas”, ha contado un testigo a la Cadena Ser con respecto a la furgoneta. “Hemos visto gente tirada en el suelo, la Policía nos ha dicho que nos fuéramos de ahí rápidamente”, ha declarado a su vez el dueño de un bar del mercado, mientras cerraba el establecimiento por motivos de seguridad.

“He visto salir volando a varias personas”, comentó un taxista que presenció los hechos. “La mayoría de los heridos no se podían levantar y había mucha gente ensangrentada en el suelo”, dijo un trabajador de la zona. Lee aquí más relatos de las personas que presenciaron el ataque.

Al parecer, la furgoneta causante del atropello partió de la estación de metro de Las Ramblas, circuló por el carril central de esta avenida e impactó contra varios vehículos en el recorrido, que terminó prácticamente en la entrada del Liceu (la ópera de Barcelona).

Operación policial

Las fuerzas de seguridad acordonaron la zona mientras que los equipos de emergencias sanitarias desplegaron un amplio dispositivo de asistencia a las víctimas, muchas turistas, que fueron ingresadas en varios hospitales.

En un primer momento, el Gobierno regional de Cataluña recomendó evitar salir a la vía pública en la zona de la Plaza de Cataluña, donde comienzan Las Ramblas, dada la gravedad de los hechos.

Las estaciones de Metro y ferrocarril de la zona fueron desalojadas y cerradas.

Turismo de Barcelona ha ofrecido alojamiento en los hoteles de la ciudad a aquellos turistas que están en establecimientos de la zona acordonada por el atentado terrorista y que no puedan acceder a ellos.

Amenazas terroristas

Es la segunda vez que el terrorismo yihadista golpea a España, trece años después de que el 11 de marzo de 2004 Madrid sufriera la mayor matanza de este tipo en Europa, con 192 fallecidos y unos 1.500 heridos, a causa de la explosión de once bombas en cuatro trenes de cercanías de Madrid.

Además, desde hace meses, Barcelona se sabe blanco de un posible atentado terrorista y vivía en alerta. Lo ocurrido esta tarde no sólo es una tragedia en sí misma sino que rueda por tierra lo que venía siendo un año exitoso en lo que refiere a prevención y vigilancia.

Frente a las tragedias en Francia y Gran Bretaña, España venía mostrando un perfil de seguridad y eficiencia en materia de prevención de ataques de este tipo.