La foto de las Cataratas del Niágara que muestra el gran contraste entre EEUU y Canadá ante el COVID-19

Jesús Del Toro
·4  min de lectura

Una foto muestra con punzante claridad las diferencias en el combate al covid-19 que se da en dos países vecinos, Estados Unidos y Canadá, con una icónica maravilla natural como telón de fondo.

Acercarse en bote a las Cataratas del Niágara es una experiencia muy gustada por los turistas, y tanto en el lado canadiense como en el estadounidense empresas operan barcos para ese fin. La pandemia de covid-19 ciertamente ha afectado severamente a esa actividad, pero una vez que ha comenzado la reapertura de negocios en ambos países, esos navíos han levado anclas de nuevo y llevan turistas a contemplar el poder y la belleza de la caída de las aguas del Niágara.

Dos barcos, dos realidades: en plena pandemia de covid-19, un barco turístico de EEUU (arriba) en las Cataratas del Niágara lleva multitud de pasajeros con poco distanciamiento social mientras un buque canadiense (abajo) tiene abordo solo unos pocos turistas. (Reuters)
Dos barcos, dos realidades: en plena pandemia de covid-19, un barco turístico de EEUU (arriba) en las Cataratas del Niágara lleva multitud de pasajeros con poco distanciamiento social mientras un buque canadiense (abajo) tiene abordo solo unos pocos turistas. (Reuters)

Pero lo hacen de modo muy distinto dependiendo del lado de la frontera en que flote ese buque.

Una foto de la agencia Reuters es notoria en ese sentido: muestra un barco de la empresa estadounidense Maid of the Mist llevando gran número de turistas, prácticamente sin mantener distanciamiento social, mientras muy cerca de él se ubica un bote canadiense, de la empresa Hornblower Niagara Crusises, que lleva a bordo apenas unas pocas personas.

“Le tomamos una foto al barco [estadounidense]… No creo que sea muy seguro estar en un bote como ese. Es mucho mejor aquí [el barco canadiense]”, comentó a la citada agencia Julie Pronovost, que visitó las cataratas desde Quebec, Canadá.

Eso es un signo de la situación y las diferencias entre Estados Unidos y Canadá en relación al covid-19.

En el estado de Nueva York, se ha permitido que los barcos turísticos funcionen al 50% de su capacidad, es decir pueden llevar cientos de personas, mientras que en la provincia de Ontario, Canadá, solo pueden llevar un máximo de 6 pasajeros, pese a tener capacidad para 700.

El río Niágara y sus cataratas marcan, así, un mundo de diferencia.

La ocupación de cada uno de esos barcos está en fuerte contraste con la realidad del covid-19 en ambos países: de acuerdo a Reuters, en Estados Unidos se han registrado 118 casos de coronavirus por cada 10,000 habitantes, mientras que en Canadá la cifra es de 30 por cada 10,000. Y mientras recientemente en un solo día Estados Unidos sumó más de 50,000 nuevos casos, en Canadá no se llegó a los 1,000.

Pero la apertura en Estados Unidos es más extensa, lo que se ejemplifica con el caso de los barcos turísticos en las Cataratas del Niágara, pero también es más proclive a catalizar los contagios. Científicos y la comunidad en general ha señalado que la reapertura prematura o demasiado amplia que se ha dado en muchos estados, entre ellos Arizona, California, Florida o Texas, por ejemplo, habría sido un factor detonante en el grave auge del covid-10 en esas regiones, al grado de que las hospitalizaciones y las defunciones se han también agravado.

Hospitales en varias ciudades se encuentran a capacidad o cerca de ella, lo que plantea la ominosa posibilidad de que se repita la situación de extrema crisis que sufrió Nueva York meses atrás.

Con todo, hoy en Nueva York la pandemia ha cedido significativamente, y de allí de que a los buques turísticos en el Niágara se les permita ir al 50%, incluso si eso implica, al menos en el caso del navío de la foto, un distanciamiento social pobre y, con ello, nuevos riesgos de contagio. Un video de Reuters ahonda al respecto.

Para los operadores de esos barcos en Canadá, la situación es agridulce. Por un lado, desde la perspectiva del negocio, presumiblemente ven a los muy concurridos buques estadounidenses con envidia. Pero hay una mayor tranquilidad por la convicción de que aunque solo puedan llevar seis pasajeros, los canadienses estarían mucho más protegidos de la propagación del covid-19.

En paralelo, dado el severo límite de pasajeros que han de respetar, los canadienses han recurrido a la creatividad y ofrecido viajes “VIP”, que ofrece a los clientes navegar en un barco casi vacío con el añadido de comida y bebida, indicó Reuters.

Y ante la catarata de coronavirus que fluye en Estados Unidos, los canadienses tienen su perspectiva: “Me alegro de estar en Canadá… Uno puede ver por qué la pandemia está desatada en Estados Unidos y no en Canadá al ver la diferencia entre los dos barcos”, dijo a Reuters la canadiense Amanda Barnes.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

EEUU suma 2,600 casos de coronavirus cada hora, y supera los 4 millones de contagios