Un cazador de tormentas enseña al mundo cómo es meterse en el ojo del huracán Florence

Un vídeo compartido por la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) a través de Twitter y que ha sido grabado por un cazador de tormentas da una idea de cómo es meterse en el ojo del huracán, literalmente. En este caso, el Florence, de categoría 4. Turbulencias mientras se atraviesa y calma una vez se está justo en el centro. Grabado por Nick Underwood, la importancia de este arriesgado vuelo va más allá de captar unas imágenes espectaculares.

El timelapse publicado por la NOAA cuenta con una duración de solo 15 segundos. Un tiempo más que suficiente para captar la idea de lo que es meterse dentro de una tormenta, de los peligros que conlleva y del riesgo al que se enfrentan los pilotos. Pero, como explica quien ha tomado estas imágenes, el cazador de huracanes Nick Underwood, estas esconden un trabajo vital.

En su perfil de Twitter se puede ver la versión extendida del vídeo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y con sonido. También se puede leer un hilo muy ilustrativo en el que se explica el sentido de cazar tormentas. Una dedicación que va más allá de buscar una descarga de adrenalina o hacer lo imposible.

Cuenta Underwood que el equipo con el que trabaja en busca de huracanes consta generalmente de “3 pilotos, 2 ingenieros de vuelo, un navegante, un director de vuelo, 3-5 científicos, 3 técnicos/ingenieros, y varios trabajadores para mantener el avión operacional”. Un vuelo de este tipo no es cosa de entrar y salir, sino que “una misión típica es de 8-10 horas en el aire”.

La misión se graba y se recopila una gran cantidad de información sobre la tormenta que ayuda a predecir su comportamiento y, por tanto, a establecer un plan de actuación. Estos datos se introducen en el ordenador. Este simula así “la trayectoria y la intensidad de las tormentas”. De manera que, cuanto más “precisa y actualizada” sea la información que recopila, “mejor serán las predicciones” y antes “se avisará a las personas correctas”, explica Underwood.

El cazador de huracanes Nick Underwood se ha metido de lleno en el Florence para recopilar datos actualizados y precisos que ayuden a predecir su comportamiento. (Foto: NASA/Handout via REUTERS)