Anuncios

La UE pide más controles de las variantes del COVID ante el aumento en China

Banderas de la Unión Europea frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas

Por Philip Blenkinsop

BRUSELAS, 30 dic (Reuters) - La Unión Europea debería considerar la posibilidad de ampliar inmediatamente la secuenciación genómica de las infecciones por COVID-19 y el control de las aguas residuales, incluidas las de los aeropuertos, para detectar cualquier nueva variante ante el repunte del virus en China, según ha declarado la responsable de Sanidad del bloque.

En una carta dirigida a los ministros de Sanidad de los 27 Estados miembros de la UE, Stella Kyriakides afirmó que el bloque debía estar "muy atento" al levantamiento de las restricciones de viaje por parte de China el 8 de enero, ya que los datos epidemiológicos y de análisis fiables para China eran bastante escasos.

Kyriakides aconsejó a los ministros en la carta, revisada por Reuters, que evaluaran sus prácticas actuales sobre la secuenciación genómica del coronavirus "como paso inmediato".

Si la secuenciación se había reducido, los países podrían plantearse volver a aumentarla, escribió, añadiendo que era importante continuar o iniciar la vigilancia de las aguas residuales, incluidas las de los principales aeropuertos.

Si aparecía una nueva variante, el bloque necesitaba detectarla pronto para poder reaccionar con rapidez, escribió la comisaria.

La carta de la comisaria, fechada el 29 de diciembre, siguió a una reunión en línea de más de 100 representantes de Estados miembros de la UE, agencias sanitarias de la UE y la Organización Mundial de la Salud para debatir cómo hacer frente al brote en China.

Se espera que los expertos sanitarios celebren una reunión de respuesta a la crisis la próxima semana, según una fuente de la UE.

Italia ha instado al resto de la Unión Europea a seguir su ejemplo y realizar pruebas a los viajeros procedentes de China, pero la mayoría de los países de la UE han dicho que no veían la necesidad de hacerlo. Kyriakides dijo que algunos Estados miembros de la UE habían propuesto medidas como la realización de pruebas aleatorias a los viajeros.

España declaró el viernes que se uniría a otros países que establecen nuevas restricciones exigiendo a los viajeros procedentes de China que den negativo en las pruebas o demuestren que están totalmente vacunados.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades afirma que actualmente no recomienda medidas para los viajeros procedentes de China.

Afirma que las variantes que circulan en China ya están en la Unión Europea, que los ciudadanos de la UE tienen unos niveles de vacunación relativamente altos y que las posibles infecciones importadas son bajas en comparación con el número de infecciones diarias en la UE, y que los sistemas de atención sanitaria hacen frente a ellas en la actualidad.

(Reporte de Philip Blenkinsop; editado en español por Flora Gómez)