Anuncios

La UE estudia si asistir a la cumbre británica sobre IA

FOTO DE ARCHIVO: Las letras AI (Inteligencia Artificial) en la placa base de un ordenador

Por Martin Coulter

LONDRES, 22 sep (Reuters) - La Unión Europea está estudiando la posibilidad de enviar representantes a la próxima cumbre británica sobre seguridad de la inteligencia artificial (IA), según ha declarado un portavoz a Reuters, en un momento en que el bloque está a punto de completar una amplia legislación sobre IA, la primera de este tipo a escala mundial.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, será el anfitrión de la cumbre, que reunirá en noviembre a Gobiernos, empresas tecnológicas y académicos para debatir los riesgos que plantea la tecnología.

Pero la lista de invitados se ha mantenido en secreto, y algunas empresas se han negado a decir si han sido invitadas.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourova, ha recibido una invitación formal a la cumbre: "Ahora estamos reflexionando sobre la posible participación de la UE".

La IA ha experimentado un rápido crecimiento en inversión y popularidad entre los consumidores desde el lanzamiento del chatbot ChatGPT de OpenAI.

Mientras Sunak espera situar a Reino Unido como líder mundial en la regulación de esta tecnología en rápido desarrollo, la UE está a punto de poner en marcha su propia normativa de IA, la primera legislación de este tipo en el mundo.

Según las nuevas normas del bloque, se espera que las organizaciones que utilicen sistemas de IA que el bloque considere de alto riesgo tengan que registrar sus actividades, completar rigurosas evaluaciones de riesgo y poner algunos datos internos a disposición de las autoridades.

Sin embargo, según el Financial Times, las autoridades británicas son partidarios de un planteamiento menos "draconiano" que el de la UE.

Aunque se espera que asistan a la cumbre varios líderes mundiales, entre ellos la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, se desconoce en gran medida quién más ha sido invitado, o quién ha aceptado una invitación.

El Gobierno británico se vio obligado recientemente a defender su decisión de invitar a China a la cumbre.

(Reporte de Martin Coulter; Edición de Hugh Lawson, editado en español por José Muñoz)