La UE aspira a tener una fuerza de despliegue rápido sin participación de EEUU para 2025

·4  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Los miembros de la fuerza militar de la UE esperan al ministro de Defensa austriaco al oeste de Viena

BRUSELAS, 16 nov (Reuters) -La Unión Europea está estudiando la posibilidad de crear una fuerza militar conjunta de hasta 5.000 soldados para 2025, con el fin de intervenir en diversas crisis y sin depender de Estados Unidos, según un borrador.

La 'Capacidad de Despliegue Rápido de la UE' debería estar formada por componentes terrestres, marítimos y aéreos que podrían entrar y salir de cualquier fuerza permanente, dependiendo de la crisis, según el documento confidencial de 28 páginas fechado el 9 de noviembre y visto por Reuters.

Los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de la UE empezaron a debatir el plan el lunes por la noche en Bruselas y continuaron el martes, con el objetivo de llegar a un documento final para marzo del año que viene.

Italia y Francia, dos de las potencias militares de la UE, acogieron con satisfacción el proyecto. El punto de vista del nuevo Gobierno federal de coalición de Alemania, que se espera se forme pronto, será fundamental.

"El documento combina un alto nivel de ambición pero también hace propuestas concretas y operativas. Es un buen equilibrio", declaró a la prensa la ministra francesa de las Fuerzas Armadas, Florence Parly. Su homólogo italiano, Lorenzo Guerini, dijo que también sería complementario a la OTAN y reforzaría los lazos transatlánticos.

El país actualmente a cargo de la presidencia de la UE, Eslovenia, dijo a los periodistas que las reacciones de los Gobiernos eran positivas, pero señaló la tradicional división entre los Estados de la UE pendientes de Rusia y aquellos preocupados por los ataques terroristas, así como la inestabilidad en el flanco sur del bloque.

"Las primeras impresiones son bastante buenas. Por supuesto, necesitamos algunos ajustes", dijo Matej Tonin, ministro de Defensa de Eslovenia.

Dos décadas después de que los mandatarios de la UE acordaran por primera vez la creación de una fuerza de entre 50.000 y 60.000 efectivos, pero sin llegar a hacerla operativa, el proyecto de estrategia del jefe de la política exterior del bloque, Josep Borrell, supone el esfuerzo más concreto para crear una fuerza militar autónoma que no dependa de los activos de Estados Unidos.

"Necesitamos más rapidez, robustez y flexibilidad para llevar a cabo toda la gama de tareas de gestión militar de crisis", dice el borrador, denominado 'Brújula Estratégica'.

"Necesitamos ser capaces de responder a amenazas inminentes o reaccionar rápidamente ante una situación de crisis, por ejemplo una misión de rescate y evacuación o una operación de estabilización en un entorno hostil", decía el borrador.

PROYECTOS MILITARES CONJUNTOS

No sería necesario que los 27 Estados de la UE participaran, aunque la aprobación de cualquier despliegue requeriría consenso.

La Brújula Estratégica es lo más parecido que podría tener la UE a una doctrina militar y se asemeja al "Concepto Estratégico" de la OTAN, liderada por Estados Unidos, que establece los objetivos de la alianza. Para la UE, Borrell quiere que los Estados de la UE se comprometan a "proporcionar los medios asociados y los elementos estratégicos necesarios".

Esto significa desarrollar las capacidades logísticas, de transporte aéreo de largo alcance y de mando y control de Estados Unidos en las que han confiado los aliados europeos de la OTAN.

Borrell dijo a los periodistas que ya hay casi 60 proyectos militares conjuntos de la UE para armas y otras capacidades en desarrollo, después de que el martes se aprobaran otros 14, entre ellos uno denominado "Transporte aéreo estratégico para cargas de gran tamaño".

Estados Unidos ha instado a los europeos a que inviertan en tropas con capacidad de despliegue y el Presidente estadounidense Joe Biden ha dicho que esas medidas serían complementarias a la OTAN. La UE ha mantenido grupos de combate de 1.500 soldados desde 2007, pero nunca se han utilizado, a pesar de los esfuerzos por desplegarlos en Chad y Libia.

La división de los grupos de combate en unidades más pequeñas podría hacerlos más flexibles y con mayor capacidad de despliegue.

"El uso de módulos nos dará mayor flexibilidad para adaptar nuestra fuerza a la naturaleza de la crisis... Esto es fundamental si queremos superar los obstáculos a los que nos hemos enfrentado en el pasado", decía el proyecto de plan estratégico.

(Reporte de Robin Emmott; Edición de William Maclean Edición de Alex RichardsonTraducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.