UE acuerda reducir consumo de gas ante más cortes rusos

·3  min de lectura

BRUSELAS (AP) — Los gobiernos de la Unión Europea acordaron el martes disminuir el consumo de gas natural este invierno para protegerse de cualquier nueva reducción de suministro por parte de Moscú en medio de la invasión rusa a Ucrania, aunque la medida contiene exenciones para algunos países.

Los ministros de energía de la UE aprobaron un proyecto de ley que busca reducir 15% la demanda de gas de agosto a marzo. La iniciativa contempla medidas nacionales voluntarias para reducir el consumo de gas, pero si el ahorro es insuficiente, el bloque de 27 países pondrá en marcha acciones obligatorias.

“Sé que la decisión no fue fácil, pero creo que al final, todos comprenden que este sacrificio es necesario. Debemos y tendremos que compartir el dolor”, dijo el ministro checo de industria Jozef Sikela tras presidir la reunión en Bruselas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, elogió la iniciativa y afirmó en un comunicado que “la UE ha dado un paso decisivo para enfrentar la amenaza de una interrupción total del suministro de gas” por parte del presidente ruso Vladimir Putin.

Los ministros de energía negociaron y aprobaron la iniciativa de ley un día después de que el gigante energético ruso Gazprom anunciara una reducción al 20% de la capacidad el suministro de gas a Alemania por el gasoducto Nord Stream 1 a partir del miércoles.

Los precios del gas natural se dispararon el martes a su nivel más alto desde principios de marzo, según TTF de Europa, y cinco veces superiores a los de hace un año.

Desde que Rusia invadió Ucrania a finales de febrero y Occidente impuso sanciones económicas contra Moscú, 12 países de la UE han lidiado con interrupciones o reducciones en las entregas de gas ruso.

Rusia abastecía alrededor del 40% del gas natural utilizado en Europa antes de la guerra, pero se ha reducido a aproximadamente 15%, lo que ha enviado los precios a las nubes y puesto en aprietos a las industrias que son grandes consumidoras de energía. Las compañías advierten que por lo general les es imposible cambiar a otras fuentes de energía de la noche a la mañana.

Las afectaciones en el comercio de energía de Rusia con la UE ya han provocado una inflación a niveles récord en Europa, amenazando con causar una recesión justo cuando el bloque se recuperaba de una contracción por la pandemia.

La constricción energética también revive desafíos políticos de varias décadas en cuanto a la coordinación de políticas. Si bien la UE ha logrado una autoridad centralizada en cuanto a políticas monetarias, comerciales, antimonopolios y agrícolas, aún prevalece en buena medida una soberanía nacional en asuntos energéticos.

Según el acuerdo ministerial que se concretó en menos de una semana, las naciones del bloque están en libertad de decidir lo que consideren la mejor manera para alcanzar la meta de reducir el 15% de su consumo anual promedio de gas de los últimos cinco años.

Francia, por ejemplo, quiere ahorrar energía reduciendo el uso de sus termostatos en las oficinas durante el invierno y garantizando un uso más eficiente de los sistemas de aire acondicionado en edificios públicos y tiendas.

Hay excepciones para los países que puedan enfrentar vulnerabilidades específicas o se encuentran particularmente expuestos a dificultades debido a ciertas reducciones. Los ministros suavizaron elementos de la propuesta original, en las que se incluyen exenciones para los países isleños como Irlanda, Chipre y Malta, que no tienen tantas alternativas energéticas.

La Comisión Europea, la rama ejecutiva de la UE, puede solicitar a los miembros que consideren activar un sistema obligatorio de reducciones si aún teme una falta de suministro en los próximos ocho meses.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.