Ucrania traslada la presión bélica al sur y Rusia alista la defensa en las líneas del frente

·5  min de lectura
Soldados ucranianos sentados en vehículos de combate de infantería mientras conducen cerca de Izyum, en el este de Ucrania, el 16 de septiembre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania.
Soldados ucranianos sentados en vehículos de combate de infantería mientras conducen cerca de Izyum, en el este de Ucrania, el 16 de septiembre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania. - Créditos: @JUAN BARRETO

KIEV.– La presión sobre las fuerzas rusas en el sur de Ucrania se profundizó durante el fin de semana, cuando las tropas ucranianas atacaron bastiones militares rusos, sitios utilizados por funcionarios locales leales al Kremlin, y las líneas de suministro de miles de soldados rusos en el orilla occidental del río Dnipro.

Un bombardeo con misiles en la ciudad de Kherson, en el sur de Ucrania, controlada por Rusia, destruyó una fábrica de algodón que se usaba como base rusa, dijeron hoy funcionarios, después de atribuirse el mérito de un ataque contra un juzgado en el centro que servía como sede del Kremlin.

Soldados rusos montan guardia en Kherson
Soldados rusos montan guardia en Kherson

Horas antes hubo un tiroteo en las calles de la ciudad que se prolongó durante la noche, según un video publicado por blogueros militares rusos, otro desafío a la afirmación de Rusia de que tiene el control total de la situación de seguridad en la ciudad. Kherson sigue siendo la única capital regional de Ucrania capturada por Moscú desde la invasión.

No estaba claro quién estaba involucrado en los enfrentamientos. Las autoridades rusas locales hablaron de una redada dirigida a los guerrilleros ucranianos. El comando sur del Ejército ucraniano acusó a los rusos en la ciudad de Kherson de organizar peleas callejeras para poder afirmar que las fuerzas ucranianas estaban poniendo en peligro a los civiles.

Mykhailo Podolyak, uno de los principales asesores del presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, dijo que el tiroteo fue una lucha interna entre los rusos que buscaban “dividir el botín” antes de “huir”.

Ucrania impulsa desde hace dos semanas una contraofensiva en el sur y el nordeste del país, tratando de desgastar a los combatientes rusos y forzar su rendición o retirada. Pero a diferencia del nordeste, donde las líneas rusas estaban escasamente dispersas y rápidamente fueron abrumadas por el ataque relámpago de Ucrania, las tropas del Kremlin en el sur llevan semanas preparándose para un esperado avance ucraniano y fortificaron sus posiciones.

Una foto muestra una explosión en el pueblo de Kupiansk, en el este de Ucrania, en el 17 de septiembre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania.
Una foto muestra una explosión en el pueblo de Kupiansk, en el este de Ucrania, en el 17 de septiembre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania. - Créditos: @JUAN BARRETO

A pesar de la creciente presión de Kiev, no había indicios de una retirada masiva rusa, y las fuerzas invasores continuaron asaltando posiciones ucranianas y golpeando ciudades y pueblos.

La ciudad de Kherson y la región circundante son la única tierra en poder de Rusia al oeste del Dnipro. Ucrania hizo estallar depósitos de municiones y puestos de mando rusos y atacó cruces de ríos y líneas de suministro con misiles de precisión, buscando aislar a los 25.000 rusos que se estima están en la orilla occidental del Dnieper.

Las fuerzas ucranianas deshabilitaron todos los cruces sobre el Dnipro, por lo que los rusos desplegaron pontones construidos apresuradamente para mover suministros de un lado a otro.

Mientras Ucrania busca degradar las capacidades de combate de los rusos, los funcionarios dicen que sus fuerzas terrestres están logrando avances lentos y difíciles hacia la ciudad de Kherson desde varias direcciones.

La información no pudo ser verificada por las agencias internacionales debido a que el Ejército ucraniano restringió el acceso a las posiciones de la primera línea.

 Mercado tras el ataque ruso con misiles a Dnipro
Mercado tras el ataque ruso con misiles a Dnipro

Pero las imágenes satelitales sugirieron que las fuerzas rusas habían abandonado su posición en el pueblo de Kyselivka, a menos de 30 kilómetros de la capital regional, lo que parece confirmar los relatos de los blogueros militares rusos. No estaba claro si las fuerzas ucranianas tienen el control de la aldea.

Funcionarios ucranianos anunciaron que el pueblo de Vysokopillia había sido retomado. Solo quedaban 270 residentes, de los casi 4000 que había antes de la guerra, y el 80% de las casas de la aldea habían sido destruidas.

En este contexto, Podolyak dijo que ni las negociaciones de paz ni una reunión entre Zelensky y Vladimir Putin tendrían sentido. “En primer lugar, la Federación Rusa todavía cree que tiene suficientes recursos para registrar algunos logros. En segundo lugar, cualquier reunión de hoy es exclusivamente un juego de la historia tradicional rusa: arreglar el statu quo, bailar ‘falsas danzas de Minsk’, comenzar una nueva fase de escalada”, precisó. “En tercer lugar, Rusia debe responder por los crímenes a gran escala y no esconderse detrás de la impunidad. Por lo tanto, la guerra debe llegar al único final posible. No hay otra manera”, explicó Podolyak.

En otro orden, un total de 165 barcos con 3,7 millones de toneladas de productos agrícolas a bordo lograron salir de Ucrania en virtud del acuerdo negociado por ONU y Turquía para desbloquear los puertos marítimos ucranianos, informó el Ministerio de Infraestructuras ucraniano. La cartera dijo que 10 barcos con 169.300 toneladas de productos agrícolas salieron ayer de los puertos ucranianos del mar Negro.

Esta imagen de satélite difundida por Maxar Technologies el 16 de septiembre de 2022 muestra los edificios dañados en Izyum, en el este de Ucrania
Esta imagen de satélite difundida por Maxar Technologies el 16 de septiembre de 2022 muestra los edificios dañados en Izyum, en el este de Ucrania - Créditos: @-

Las exportaciones de granos de Ucrania se desplomaron después de que Rusia invadiera el país el 24 de febrero y bloqueara sus puertos del mar Negro, lo que hizo subir los precios mundiales de los alimentos y provocó el temor a la escasez en África y Medio Oriente.

Ucrania, uno de los principales productores y exportadores de grano del mundo, enviaba a seis millones de toneladas de grano al mes antes de la guerra.