Anuncios

Ucrania dice que Rusia se niega a devolver cadáveres de víctimas de avión derribado

En esta imagen, tomada de un video distribuido por el Comité Investigador de Rusia el 26 de enero de 2024, un empleado de la agencia camina por un lugar con restos de un avión militar ruso Il-76 que se estrelló cerca de Yablonovo, en la región rusa de Belgorod, el 25 de enero de 2024. (Comité Investigador de Rusia vía AP)

KIEV, Ucrania (AP) — Rusia ha rechazado las solicitudes de Ucrania de que entregue los cadáveres de decenas de prisioneros de guerra que, según el Kremlin, murieron en un avión de transporte militar ruso derribado por las fuerzas ucranianas, dijo un funcionario de inteligencia ucraniano.

En declaraciones televisadas eljueves por la noche, Andrii Yusov, portavoz de la inteligencia militar de Ucrania, reafirmó el llamado de Kiev para una investigación internacional sobre el incidente aéreo del 24 de enero dentro de Rusia a fin de determinar si el avión militar Il-76 llevaba armas o pasajeros junto con la tripulación.

Rusia acusó a Ucrania de matar a sus propios hombres. Kiev sostiene que dichas afirmaciones son “propaganda rusa desenfrenada”.

Kiev no ha confirmado ni negado que sus fuerzas derribaran el avión, y la afirmación de Rusia de que prisioneros de guerra ucranianos murieron en el incidente no se ha podido verificar de forma independiente. Las autoridades ucranianas indican que Moscú no pidió que ningún tramo específico de espacio aéreo se mantuviera seguro durante cierto período de tiempo, como lo ha hecho en otros intercambios de prisioneros de guerra.

Algunas evaluaciones de inteligencia occidentales han sugerido que el avión fue derribado por un misil lanzado desde Ucrania, aunque no se ha podido confirmar la presencia de prisioneros de guerra a bordo.

Un oficial militar francés dijo a The Associated Press que el ejército del país concluyó que las fuerzas ucranianas utilizaron una batería de misiles tierra-aire Patriot para derribar el Il-76, disparando desde unos 50 kilómetros (unas 30 millas) de distancia.

El oficial, que habló bajo condición de anonimato para divulgar los hallazgos de inteligencia, añadió que la batería ucraniana aparentemente logró permanecer oculta cuando se acercaba al objetivo y luego encendió su radar “el tiempo suficiente para impactarlos”.

Otro funcionario occidental también aseveró que el avión fue derribado por “un ataque con misiles y no por alguna falla mecánica”, y es casi seguro que el misil fue disparado desde territorio ucraniano. El funcionario dijo que “aún no está claro” si transportaba prisioneros de guerra ucranianos.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, informó el viernes a la agencia estatal de noticias RIA Novosti que Moscú no había recibido una solicitud ucraniana oficial para entregar los cadáveres. Cuando se le preguntó si Rusia está dispuesta a entregarlos, dijo más tarde a los periodistas que la investigación oficial sobre el incidente continúa y que corresponde a las fuerzas del orden rusas considerar tal petición.

El presidente ruso Vladímir Putin dijo el miércoles que Rusia no sólo dará la bienvenida sino que “insistirá” en una pesquisa internacional sobre el derribo del avión, incidente que describió como un “crimen” cometido por Ucrania.

Yusov, el portavoz de la inteligencia ucraniana, explicó que algunos de los prisioneros de guerra ucranianos que debían ser parte de un canje el día del accidente fueron intercambiados el miércoles día en que alrededor de 200 reos ucranianos regresaron a casa.

La Comisión de Investigación de Rusia, la principal agencia estatal de investigación penal, dijo el jueves que su pesquisa del accidente encontró que el Il-76 fue derribado por uno de los sistemas de defensa aérea Patriot de fabricación estadounidense, que los aliados occidentales —es decir, Estados Unidos, Alemania y Holanda— suministran a Ucrania. Estados Unidos dio los Patriot bajo el entendimiento de que no se utilizarían fuera de Ucrania.

Las autoridades rusas afirmaron que había 74 personas a bordo, entre ellos 65 prisioneros de guerra ucranianos, seis miembros de la tripulación y tres militares rusos. De acuerdo con los reportes, todos murieron cuando el avión se estrelló contra el suelo y explotó en una enorme bola de fuego en la región de Belgorod, cerca de Ucrania.

La Comisión de Investigación agregó que los investigadores han encontrado más de 670 fragmentos de cuerpos e identificaron a todas las víctimas del accidente.

De acuerdo con la Comisión, también se recuperaron 116 piezas de dos misiles que fueron disparados desde un sistema Patriot cerca de la aldea de Lyptsi, en la región ucraniana de Járkiv. Mostró un vídeo que pretendía mostrar algunos fragmentos de misiles tirados en la nieve con marcas visibles.

Ucrania se atribuyó previamente el ataque transfronterizo en mayo de 2023 con misiles Patriot.

El portavoz de la fuerza aérea ucraniana, Yuriy Ihnat, dijo en una entrevista en noviembre que el ejército ucraniano utilizó Patriots para derribar dos aviones de combate rusos y tres helicópteros sobre la región rusa de Bryansk en mayo, en lo que llamó una operación “brillante”.

Dado que la línea del frente de 1.500 kilómetros (930 millas) permanece en gran medida estática a medida que la guerra se acerca a los dos años, Rusia ha seguido lanzando a Ucrania ataques de largo alcance.

___

John Leicester en París y Jill Lawless en Londres contribuyeron a este despacho.