Ucrania reconquista la ciudad de Jersón luego de nueve meses de ocupación rusa

Las tropas de Ucrania reconquistaron este viernes 11 de noviembre la ciudad de Jersón, en el sur del país, y reivindicaron una “importante victoria” ante Rusia, que retiró sus fuerzas de la única capital regional ocupada en casi nueve meses de combates.

“Jersón vuelve bajo control de Ucrania, unidades de las fuerzas armadas ucranianas entran en la ciudad”, anunció el Ministerio ucraniano de Defensa en Facebook, llamando a los militares rusos a “rendirse inmediatamente”.

Para Kiev, este repliegue es una “importante victoria” y demuestra que “sin importar lo que haga Rusia, Ucrania va a ganar” la guerra, afirmó en Twitter el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba.

 

Kuleba difundió un video en el que se ve, según él, a habitantes de la localidad de Bilozerka, a pocos kilómetros de Jersón, arrancando un enorme cartel que proclamaba “Rusia está aquí para siempre”.

“¡Jersón es Ucrania!”, celebró el alcalde, de Kiev, la capital del país, Vitali Klitschko.

Serguéi, empleado en Kiev del sector informático, de 26 años, dijo a la AFP que lloró de alegría tras el anuncio. Isak Danilovich, un matemático, aseguró que el repliegue ruso representaba “un duro golpe para [el presidente ruso Vladimir] Putin”.

La retirada de las tropas rusas, la tercera de envergadura desde el inicio de la invasión de Ucrania el 24 de febrero, es vista como un duro revés para Putin, que proclamó a finales de septiembre la anexión de cuatro regiones ucranianas, entre ellas Jersón.

Putin había prometido defender “por todos los medios” esas regiones y amenazó entre líneas con recurrir al arma nuclear.

RUSIA HABÍA ANUNCIADO ABANDONAR JERSÓN

Pero ante la contraofensiva ucraniana lanzada a finales del verano, el ejército ruso anunció el miércoles que abandonaba la parte norte de la región de Jersón, incluida su capital homónima, para consolidar posiciones en la margen opuesta del Dniéper, una barrera natural.

El Ministerio ruso de Defensa indicó el viernes que “más de 30,000 militares rusos y cerca de 5,000 piezas de armamento y vehículos militares fueron retirados” de la margen occidental del Dniéper, donde está situada Jersón.

Rusia asegura que pese a la retirada, sigue considerando que toda esta zona meridional de Ucrania le pertenece. La región de Jersón “es un tema de la Federación de Rusia”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. “No puede haber ningún cambio”, añadió, en el primer comentario de la Presidencia rusa sobre el repliegue.

Poco después del inicio de la guerra, Rusia fracasó en su tentativa de tomar la capital, Kiev, y en septiembre tuvo que abandonar casi toda la región de Járkov (noreste). Putin ordenó en septiembre la movilización de 300,000 reservistas para recuperar la iniciativa en el terreno.

La agencia de prensa rusa Ria Novosti difundió imágenes de vehículos militares rusos en el puente Antonovski, sobre el río Dniéper, saliendo de Jersón. Varios corresponsales rusos informaron que el puente fue destruido después, sin decir quién lo hizo.

UCRANIA RECONQUISTA MÁS DE 40 LOCALIDADES

Ucrania reivindicó el jueves la reconquista de más de 40 localidades del norte de la región de Jersón. El Estado Mayor ucraniano afirmó el viernes que su ofensiva “continúa” y que comunicará “más adelante” sus resultados.

Pese a estos repliegues, Rusia ha seguido bombardeando otras regiones de Ucrania. Los ataques de las últimas semanas destruyeron gran parte de la infraestructura energética del país, privando de luz a varias regiones.

El jueves, al menos siete personas murieron en un ataque con misiles contra un edificio residencial en la ciudad de Mykolaiv (sur), informaron este viernes las autoridades regionales. El jefe de la administración regional de Mykolaiv, Vitali Kim, denunció “una respuesta cínica del Estado terrorista a nuestros éxitos en el frente”.

Una periodista de la AFP vio el edificio destruido y a socorristas buscando a víctimas bajo los escombros. En el frente oriental también se prosiguen los combates, especialmente en Bajmut, una ciudad que Moscú intenta conquistar desde hace meses, con apoyo del grupo paramilitar Wagner.

Cada vez más aislado internacionalmente, Putin no participará en la cumbre del G20 en Indonesia la semana próxima. N

(Con información de AFP)

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

Contraofensiva de Ucrania obliga a Rusia a retirarse de Jersón

Volodímir Zelenski pide a EUA ‘mantener la unidad’ hasta la restauración en Ucrania

Paranoia, sobornos y sumisión: la vida en Ucrania bajo la ocupación rusa