Anuncios

Ucrania dice que no hay pruebas que avalen el dato ruso de fallecidos en accidente de avión

En esta imagen, tomada de un video distribuido por el Comité Investigador de Rusia el 26 de enero de 2024, un empleado de la agencia camina por un lugar con restos de un avión militar ruso Il-76 que se estrelló cerca de Yablonovo, en la región rusa de Belgorod, el 25 de enero de 2024. (Comité Investigador de Rusia vía AP)

KIEV, Ucrania (AP) — Las autoridades ucranianas afirmaron que Rusia no ha proporcionado pruebas creíbles que respalden su afirmación de que las fuerzas de Kiev derribaron un avión militar en el que viajaban prisioneros de guerra ucranianos que iban a ser intercambiados por rusos.

La agencia ucraniana que gestiona los canjes de prisioneros apuntó el viernes en la noche que las autoridades rusas proporcionaron “con gran retraso” la lista con los 65 ucranianos que, según Moscú, fallecieron el miércoles cuando el avión se estrelló en la región rusa de Belgorod.

El Personal de Coordinación para el Tratamiento de los Prisioneros de Guerra de Ucrania explicó que los familiares de los reos mencionados no pudieron identificar a sus seres queridos en las imágenes del lugar del siniestro facilitadas por Moscú. Kiev no tenía información verificable acerca de quienes iban a bordo, agregó el informe citando al jefe de la inteligencia militar del país, Kyrylo Budanov.

El Ministerio de Defensa de Rusia declaró el miércoles que misiles disparados desde el otro lado de la frontera derribaron el avión de transporte en el que, según su versión, iban los prisioneros de guerra de vuelta a Ucrania. Las autoridades de Belgorod, que limita con el territorio ucraniano, indicaron que los 74 ocupantes fallecieron, incluyendo los seis miembros de la tripulación y tres soldados rusos.

“Actualmente no tenemos pruebas de que pudiera haber tantas personas en el avión. La afirmación de la propaganda rusa de que el IL-76 transportaba a 65 presos de guerra ucranianos para un canje sigue generando muchas preguntas”, afirmó Budanov.

En las redes sociales, usuarios en Belgorod publicaron el miércoles un video en el que se veía una avión que caía del cielo en una zona rural nevada y una enorme bola de fuego en el lugar donde habría impactado contra el suelo.

Kiev no ha confirmado ni desmentido que sus fuerzas derribaron un avión transporte militar ese día, y las afirmaciones del Kremlin sobre la cifra de víctimas en el incidente no pudieron ser verificadas de forma independiente. Antes el viernes, Mykola Oleshchuk, comandante de las fuerzas aéreas ucranianas, describió las acusaciones de Moscú como “propaganda rusa desenfrenada”.

Las autoridades ucranianas confirmaron a principios de semana que el miércoles iba a producirse un intercambio de prisioneros de guerra pero que se canceló. Además, dijeron que Moscú no había solicitado que se mantuviera la seguridad en ningún tramo concreto del espacio aéreo durante un tiempo determinado, como ocurrió en canjes previos.

Por su parte, un vocero del Comité Internacional de la Cruz Roja en Ucrania pidió el viernes en la noche a Rusia que devuelva los cuerpos de cualquier prisionero de guerra fallecido en el accidente aéreo.

En una entrevista en vivo con Radio Free Europe/Radio Liberty, financiada por Estados Unidos, el responsable de prensa de Cruz Roja, Oleksandr Vlasenko, destacó también que había pasado “muy poco tiempo” entre los reportes iniciales del siniestro y la declaración de Moscú de que estaba dispuesto a devolver los cadáveres de los ucranianos.

Aunque Kiev y Moscú suelen intercambiar los cuerpos de los soldados muertos, cada una de estas operaciones ha necesitado una preparación considerable, añadió.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, ha pedido una investigación internacional sobre lo ocurrido. Solo Rusia tiene acceso al sitio del accidente.

Vladímir Putin prometió el viernes que hará públicas las conclusiones de la pesquisa de Moscú. En sus primeras declaraciones sobre el siniestro, el presidente de Rusia reiteró las afirmaciones de funcionarios rusos de que “estaba todo planeado” para un canje de prisioneros ese día.

“Sabiendo (que los prisioneros estaban a bordo) atacaron este avión. No sé si lo hicieron a propósito o por error, por irresponsabilidad”, dijo Putin en un encuentro con estudiantes. en San Petersburgo.

El mandatario no ofreció detalles que respalden la acusación a Kiev, pero dijo que se habían encontrado los dispositivos que graban los datos del vuelo y las voces en cabina.

“Hay cajas negras, todo será reunido y mostrado”, dijo Putin.