Un turista intentó una selfie desde el “tren de la muerte”, pero tuvo un final trágico: murió al caer a un acantilado en Tailandia

El llamado "tren de la muerte", en la provincia tailandesa de Kanchanaburi
El llamado "tren de la muerte", en la provincia tailandesa de Kanchanaburi

BANGKOK.- Otra vez un intento de una selfie terminó en tragedia. Un turista de Nueva Zelanda murió el martes al caer desde un tren a un acantilado cuando intentaba sacarse una foto en la provincia tailandesa de Kanchanaburi, a unos 140 kilómetros de Bangkok, en un viaje que recorre la ruta del llamado “tren de la muerte”.

El turista, de 45 años, abrió la puerta del vagón para sacarse una selfie cuando se resbaló y cayó desde ocho metros de altura mientras el tren cruzaba un puente, según declararon testigos a la policía local, publicó el diario Bangkok Post.

El llamado "tren de la muerte", en la provincia tailandesa de Kanchanaburi, donde murió el turista neocelandés
El llamado "tren de la muerte", en la provincia tailandesa de Kanchanaburi, donde murió el turista neocelandés

Los equipos de rescate encontraron al turista con vida tras llegar al lugar donde cayó, de difícil acceso y al que llegaron al bajar con cuerdas, pero no pudieron reanimarlo, publica el sitio The Nation.

El tren había disminuido su velocidad para cruzar el puente de madera, de unos 400 metros de longitud, popular entre los visitantes para tomar fotos del río Kwai, que dio nombre a una famosa película sobre la Segunda Guerra Mundial (El puente sobre el río Kwai, de 1957).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La ruta que conecta Tailandia y Myanmar, popularmente conocida como el “tren de la muerte”, fue construida entre 1940 y 1943 por trabajadores civiles y prisioneros de guerra tomados por Japón durante la guerra y tenía como objetivo suministrar de tropas y armas a los japoneses durante la campaña de la entonces Birmania.

Se estima que entre 180.000 y 250.000 civiles del sudeste asiático y más de 60.000 prisioneros de guerra aliados fueron sometidos a trabajos forzados durante la construcción, de los cuales más de 100.000 murieron, según distintos registros históricos.

El "tren de la muerte", en en la provincia tailandesa de Kanchanaburi
El "tren de la muerte", en en la provincia tailandesa de Kanchanaburi

Agencias AFP y AP