Anuncios

Turbulenta semana en Wall Street termina con pérdidas

Corredores trabajan el miércoles 15 de marzo de 2023 en la Bolsa de Valores de Nueva York. (AP Foto/Seth Wenig)

NUEVA YORK (AP) — Los precios de las acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York cayeron el viernes y con ello pusieron fin a una semana turbulenta, en medio de temores de los inversionistas de que la agitación en el sector bancario podría arrastrar a la economía a una recesión.

El S&P 500 se hundió 1,1%, recortando su ganancia de la semana. El promedio industrial Dow Jones perdió 384 unidades, o 1,2%, mientras que el compuesto Nasdaq cedió 0,7%.

Los mercados de todo el mundo fueron presa de la agitación esta semana al aumentar la preocupación tras la segunda y tercera quiebras bancarias de mayor tamaño en la historia de Estados Unidos. Apenas un día antes, los mercados se recuperaron aliviados después de que Credit Suisse y el First Republic Bank, dos bancos cuya situación financiera había generado nerviosismo entre los inversionistas, reforzaran sus reservas de efectivo.

Pero el viernes parte de la esperanza se desvaneció y volvieron a caer. En Suiza, las acciones de Credit Suisse perdieron un 8%. En Wall Street, los títulos de First Republic se hundieron casi 33%, con lo que su desplome semanal se situó en 71,8%.

Los dos bancos se enfrentan a problemas diferentes, pero el temor predominante es que el sistema bancario pudiese estar resquebrajándose bajo el peso de la serie de alzas en las tasas de interés más rápida en décadas.

“Si la Fed sube (las tasas) tanto y con tanta rapidez, algo se va a quebrar”, dijo Ross Mayfield, analista de estrategias de inversiones en Baird. “Hay una historia muy clara y evidente de que eso ha ocurrido, incluso en ciclos más lentos y de menor alza en las tasas”.

Los analistas se han apresurado a decir que el caos actual de los bancos no parece ni de lejos tan grave como la crisis financiera de 2007-2008 que arruinó la economía mundial. Pero los problemas siguen alimentando las preocupaciones de que pudiese sobrevenir una recesión, porque los problemas de los bancos podrían significar dificultades para que las empresas más pequeñas y medianas obtengan los préstamos que necesitan para crecer.

En la última semana, los bancos pidieron prestados casi 165.000 millones de dólares a la Reserva Federal, un indicio de la tensión que sufre el sistema.

Tras años de condiciones históricamente favorables, los bancos están sufriendo una sacudida después de que la Reserva Federal y otros bancos centrales subieran las tasas de interés a un ritmo vertiginoso, medidas orientadas a intentar controlar la elevada inflación mundial.

Un informe publicado el viernes dio a la Fed un motivo más para no acelerar el alza en las tasas. Las expectativas de inflación entre los consumidores estadounidenses están cayendo, según una encuesta preliminar de la Universidad de Michigan. Eso es clave para el banco central, que ha dicho que tales expectativas pueden alimentar ciclos virtuosos y viciosos.

Sin embargo, en una señal más desalentadora para la economía, la confianza también cayó. Ese dato está en el núcleo de la parte más importante de la economía estadounidense: el gasto de los consumidores.

La relajación de las expectativas sobre lo que hará la Fed ha ayudado recientemente a varias acciones de las grandes tecnológicas. Han tenido sus propios problemas, pero tienden a beneficiarse de unas tasas de interés más bajas. En parte por eso, el S&P 500 todavía registró una ganancia del 1,4% esta semana.

El rendimiento en el bono del Tesoro a dos años cayó de 4,17% a 3,81%.

En total, el S&P 500 descendió 43,64 puntos el viernes para terminar en 3.916,64. El Dow perdió 384,57 unidades, ubicándose en 31.861,98, y el Nasdaq cedió 86,76 enteros, con lo que cerró en 11.630,51.

___

Los periodistas de The Associated Press Elaine Kurtenbach y Matt Ott contribuyeron a este despacho.