Anuncios

Trump se mofa de nombre de Nikki Haley; otro ejemplo de cómo ataca a rivales por motivos raciales

La precandidata republicana a la presidencia, la exembajadora ante la ONU Nikki Haley, saluda a los invitados en el Mary Ann's Diner durante su campaña electoral, el viernes 19 de enero de 2024, en Amherst, Nueva Hampshire. (AP Foto/Charles Krupa)

ATLANTA (AP) — Donald Trump utilizó el viernes su plataforma de redes sociales para burlarse del nombre de pila de Nikki Haley, en un nuevo ejemplo de cómo el expresidente se centra en la raza y la etnia para atacar a las personas de color, especialmente a sus rivales políticos.

En un post en su cuenta de Truth Social, Trump se refirió repetidamente a Haley, hija de migrantes de la India, como “Nimbra”. Haley, exgobernadora de Carolina del Sur, nació en Bamberg, Carolina del Sur, como Nimarata Nikki Randhawa. Siempre ha usado su segundo nombre, “Nikki”. Adoptó el apellido “Haley” al casarse en 1996.

Trump llamó a Haley “Nimbra” tres veces en el post y dijo que ella "no tiene el carácter necesario para el éxito".

El ataque se da cuatro días antes de las primarias de Nueva Hampshire, en las que Haley está tratando de establecerse como la única alternativa viable a Trump en la contienda por la nominación presidencial republicana en 2024.

La publicación de Trump fue una escalada de ataques recientes en los que hizo referencia al nombre de pila de Haley —aunque lo ha escrito mal, “Nimrada”— y afirmó falsamente que no es elegible para la presidencia porque sus padres no eran ciudadanos estadounidenses cuando nació en 1972.

Sus señalamientos evocan la retórica sobre el lugar de nacimiento de Barack Obama que Trump utilizó para atacar al expresidente. Trump pasó años impulsando la teoría conspirativa de que el primer presidente negro de Estados Unidos había nacido en Kenia y no era ciudadano estadounidense “por nacimiento”, como exige la Constitución. Esas afirmaciones formaron parte del ascenso de Trump entre la base culturalmente más conservadora de los republicanos antes de su elección en 2016, que sorprendió a gran parte de la clase política estadounidense.

Haley ha restado importancia a los últimos ataques de Trump y los ha considerado una prueba de que ella amenaza su candidatura a una tercera nominación consecutiva.

“Dejaré que la gente decida qué quiere decir con sus ataques”, dijo Haley a los periodistas en Nueva Hampshire el viernes cuando se le preguntó sobre las falsas afirmaciones de Trump de que su ascendencia la descalifica para el Despacho Oval. “Mira, lo que sabemos es que es claramente inseguro si se pone a hacer estos berrinches, si está gastando millones de dólares en televisión. Es inseguro, sabe que algo va mal”.

El equipo de campaña de Trump no respondió de momento a una consulta sobre sus comentarios.

___

Los periodistas de Associated Press Ali Swenson en Washington y Holly Ramer en Amherst, Nueva Hampshire, contribuyeron a este despacho.