Trump dice que ya ganó las elecciones. ¿Por qué no es así?

Noticias Internacional
·3  min de lectura

En la madrugada del miércoles, el presidente Trump dijo de manera prematura que había ganado la reelección mientras millones de votos todavía no se habían contado en estados clave, votos que podrían inclinar la balanza a favor del ex vicepresidente Joe Biden.

“Millones y millones de personas votaron por nosotros esta noche, y un grupo de personas muy triste está intentando privar de sus derechos civiles a ese grupo. No lo toleraremos”, dijo Trump a un grupo de simpatizantes en la Sala Este de la Casa Blanca alrededor de las 2:30 de la mañana del miércoles.

Los funcionarios electorales de Georgia, Pensilvania, Michigan, Carolina del Norte, Wisconsin, Nevada y Alaska, estados muy reñidos como para sacar conclusiones, siguen contando los votos que decidirán qué candidato alcanza el umbral de los 270 votos del Colegio Electoral para reclamar la victoria.

A las 3:30 de la mañana (hora del Este), Biden tenía 238 votos electorales contra los 213 de Trump. Si Trump gana en todos los estados donde está a la cabeza, ganaría las elecciones cómodamente. Pero las elecciones no funcionan de esa manera.

“Ganamos Texas por 700.000 votos y ni siquiera lo incluyen en las tabulaciones”, dijo Trump. “También está claro que hemos ganado Georgia. Hemos subido un 2,5 % o 117.000 votos, con solo un 7 %. Nunca nos alcanzarán. No pueden alcanzarnos”.

Después de declarar ganador a Trump en Texas, las redes agregaron los 38 votos electorales del estado a su total, por lo que no quedó claro qué quiso decir el presidente. En Georgia, los medios de noticias como Associated Press todavía no se habían pronunciado porque había muchos votos sin contar, de manera que cualquiera de los candidatos podría ganar.

El presidente Trump hablando en la Sala Este de la Casa Blanca en la madrugada del miércoles 4 de noviembre. (Evan Vucci/AP)
El presidente Trump hablando en la Sala Este de la Casa Blanca en la madrugada del miércoles 4 de noviembre. (Evan Vucci/AP)

Trump también se quejó de que Carolina del Norte aún no había realizado la llamada a su favor y discrepó con Fox News por dar la victoria en Arizona a Biden.

“Si lo miran, tenemos mucha vida en Arizona, y alguien dijo, alguien declaró que era una victoria, y tal vez lo será, quiero decir, es posible. Sin duda, hay muchos votos ahí fuera que podríamos conseguir porque ahora estamos entrando en lo que llamamos territorio Trump”.

Momentos después de que el presidente dijera eso, Associated Press dijo que Biden había ganado el estado de Arizona y sus 11 votos electorales.

Trump también reclamó la victoria en Michigan, donde lideraba el recuento, pero solo se habían contabilizado el 55% de los votos en el momento en que habló.

Luego, Trump repitió un mantra que a menudo ha estado flotando en el ambiente: alegó que los demócratas habían lanzado una conspiración contra él utilizando el voto por correo.

“He estado diciendo esto desde el día que escuché que iban a enviar decenas de millones de boletas. Porque si no ganaban nos iban a llevar a los tribunales”, dijo Trump.

Sin embargo, momentos después afirmó: “Iremos a la Corte Suprema de Estados Unidos. Queremos que se detenga la votación”.

En realidad, es habitual que el recuento de votos en las elecciones presidenciales estadounidenses se prolongue durante días, a medida que se tabulan las boletas electorales de voto ausente y por correo. Veintitrés estados permiten que esas boletas se cuenten después del día de las elecciones, siempre que tengan el matasellos de la fecha de la elección. Las legislaturas estatales controladas por republicanos en estados como Pensilvania, Michigan y Wisconsin se han negado a permitir que los funcionarios electorales tabulen las boletas por correo antes del día de las elecciones.

Quizá a Trump no le guste, pero así es como se realizan nuestras elecciones, a pesar de sus meses de campaña para desacreditar la votación por correo y su insistencia en que este año el recuento de votos no se extienda más allá del 3 de noviembre.

“Esto es un fraude al pueblo estadounidense”, dijo Trump. “Esto es una vergüenza para nuestro país. Nos estábamos preparando para ganar estas elecciones. Sinceramente, ganamos estas elecciones”.

David Knowles

VIDEO | Trump y Biden cabeza a cabeza en un escrutinio que podría demorar días