Trump se declara “tan inocente como es posible serlo” en diatriba de Truth Social sobre redada del FBI

·2  min de lectura

El expresidente Donald Trump se declaró “tan inocente como es posible serlo” en una diatriba el jueves después de que el FBI allanara su casa a principios de este mes.

Trump hizo estas declaraciones en su plataforma de redes sociales Truth Social el jueves, donde soltó muchos puntos de discusión de la derecha y desinformación absoluta.

“A pesar de que soy tan inocente como es posible serlo, y a pesar de que mi campaña fue espiada por la izquierda radical, se le mintió y se defraudó al tribunal de la FISA, los muchos engaños y estafas que me fueron adjudicados ilegalmente por personas muy enfermas y dementes, y sin siquiera mencionar los muchos crímenes de Joe y Hunter Biden, todos revelados con gran detalle en la Laptop From Hell, parece cada vez más que los medios de comunicación de noticias falsas están presionando fuertemente para que los corruptos hagan algo que no debe hacerse”, dijo.

El expresidente también criticó al presidente Joe Biden, quien dijo el miércoles que no tuvo “ni un solo aviso” previo sobre el cateo en Mar-a-Lago.

“¿Alguien se cree realmente esto?”, publicó Trump.

The New York Times informó a principios de esta semana que el expresidente guardaba más de 300 documentos clasificados en su casa de Mar-a-Lago, lo que llevó al FBI a ejecutar una orden de registro en la finca en Palm Beach Florida.

Una carta del 10 de mayo de la Administración Nacional de Archivos y Registros publicada mostró que los abogados de Trump nunca afirmaron que el expresidente desclasificó ninguno de los documentos que el FBI recuperó en su casa.

La carta dirigida a uno de los abogados del presidente, M. Evan Corcoran, reveló que el 12 de abril, los abogados de Trump enviaron una carta pidiendo a la administración de Biden que inspeccionara los registros contenidos en las 15 cajas que los agentes recogieron de Mar-a-Lago. También trataron de aplazar el acceso del FBI a las cajas para una revisión de la Comunidad de Inteligencia, con Corcoran y argumentaron que Trump haría una “afirmación protectora del privilegio ejecutivo” si no se les concedía el aplazamiento.

El equipo de Trump también demandó al FBI, y solicitó que un tercero conocido como “maestro especial” revisara los documentos y determinara si alguno de ellos debe ser devuelto al expresidente.

-Andrew Feinberg contribuyó a este informe.