Trump tenía carpetas clasificadas vacías entre papeles secretos sueltos, revela inventario

·2  min de lectura

Los agentes del FBI encontraron 90 carpetas vacías que alguna vez habían contenido documentos extremadamente confidenciales entre las 27 cajas recuperadas de la casa del expresidente Donald Trump durante una búsqueda autorizada por la corte realizada el 8 de agosto, según una copia revelada de un inventario detallado presentado ante un juez federal.

Se descubrió que las 27 cajas contenían al menos 11.000 documentos que por ley son propiedad del gobierno de los Estados Unidos y se suponía que serían devueltos a los Archivos Nacionales al final de su mandato.

Los agentes también incautaron más de 100 “documentos únicos con marcas de clasificación”, incluidos tres guardados en el escritorio de Trump. Los niveles de clasificación iban desde confidencial, el nivel más bajo de clasificación en el sistema de EE.UU., hasta el mayor, alto secreto.

Pero la propiedad gubernamental robada que acumuló Trump también incluía carpetas con marcas que indicaban que contenían documentos clasificados o confidenciales que debían devolverse al secretario del gabinete de la Casa Blanca, un asistente clave de la Casa Blanca que administra el flujo de documentos hacia y desde el escritorio del presidente.

De las 90 carpetas vacías recuperadas por los agentes, 47 tenían estas marcas, mientras que el resto debían ser devueltas a la oficina del secretario del gabinete.

En una caja incautada de la oficina de Trump, los agentes encontraron 24 documentos con marcas de clasificación, pero 43 carpetas vacías marcadas con leyendas de “Clasificado”.

El hecho de que la cantidad de documentos marcados como clasificados no se corresponda con la cantidad de carpetas clasificadas encontradas en la caja plantea la preocupante posibilidad de que Trump haya perdido o entregado a otras personas los documentos que alguna vez estuvieron contenidos en las carpetas.

Larry Pfeiffer, quien una vez fue jefe de gabinete del exdirector general de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional), Michael Hayden, le dijo a The Independent que el descubrimiento de carpetas vacías destinadas a contener documentos clasificados entre la propiedad de Trump fue “a primera vista, inquietante”.

Pfeiffer indicó que el Departamento de Justicia y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional tendrían que revisar la totalidad de lo que se incautó o devolvió de Mar-a-Lago para determinar si la cantidad de carpetas de documentos clasificados y confidenciales coincide con el número de documentos que pertenecen a dichas carpetas.

Pero advirtió que podría no ser posible una contabilidad total, incluso con una revisión detallada de los documentos que ahora están en posesión del gobierno.

“En última instancia, puede ser que nunca lo sepamos, lo que será aún más inquietante”, concluyó.